Ruta por los Balcanes (1): Belgrado

img_4274

El Danubio y el Sava se juntan en Belgrado y el recodo que forman es la perfecta imagen de este rincón de Europa. Enfrente, la llanura que viene de la Vojvodina (el norte de Serbia) y de Hungría y que se aleja hacia el Oeste, a tierras rumanas. Bosques inmensos dan prueba de la riqueza de unas tierras siempre disputadas y escenario de guerras, muerte y lucha. 

img_4275

La visión de ese remanso de paz se realiza desde la fortaleza de Kalemegdan, precisamente el baluarte que ha defendido la ciudad blanca (éso quiere decir Belgrado) de los ataques foráneos.

img_4284

Como prueba de ese pasado, en su interior se halla el Museo del Ejército, pero en contrapartida sus fosos se han reconvertido en pistas de tenis, el emblema nacional serbio desde que Djokovic es el líder del pais. 

dsc_0518

Los serbios han sufrido mucho, pero también han hecho sufrir. En su favor siempre estará su lucha partisana contra los nazis y contra sus aliados croatas los ustachas (éso siempre se recordó en la reciente guerra de los Balcanes) pero en su contra siempre estará también la limpieza étnica en Bosnia o Kosovo. Claro que nadie está libre de culpa en las masacres de las antiguas repúblicas yugoslavas.

dsc_0582 

Al héroe de la lucha partisana y unificador del pais durante cuarenta años se le homenajea en unos museos, hoy sólo visitados por nostálgicos. Es la Casa de las Flores, donde está la tumba de Josip Broz “Tito”, jefe de Estado de la República Federal Socialista de Yugoslavia. Lideró la resistencia a los nazis, gobernó el pais, intentó evitar la disgregación étnica y nacionalista, se apartó de los soviéticos y se convirtió en uno de los fundadores del Movimiento de los No Alineados. 

dsc_0411

Tras las aventuras nacionalistas y genocidas de Slobodan Milosevic en los años noventa, muchos serbios (cada vez más) añoran la seguridad de aquella Yugoslavia, en la que el nivel de vida era elevado, el pais era la meta del turismo alemán y centroeuropeo y los ciudadanos podían salir de vacaciones fuera del pais (algo impensable en el bloque socialista).

dsc_0639

Ahora, sin embargo, Yugoslavia se ha traducido en un pais desarrollado (Eslovenia), otro en camino (Croacia), una nación de economía maltrecha, castigada y troceada con sentimiento de humillación (Serbia), un Estado pobre cogido con alfileres (Bosnia), un pais igualmente pobre convertido en casino y playa del Este (Montenegro), un Estado no reconocido por muchos paises y gobernado por un antiguo grupo guerrillero financiado por la mafia albanokosovar (Kosovo) y un último Estado entre los más pobres del continente (Macedonia).

 img_4289

La gente serbia es sufrida, no en vano sigue recordando seis siglos después la batalla del Campo de los Mirlos, en Kosovo, donde el principe Lázaro cayó derrotado ante el ejército del sultán Murad I, que dio paso al dominio del Imperio Otomano sobre esta parte de Europa. Fue en 1389 y aún hoy la secesión de Kosovo de la patria serbia escuece a todos.

img_4318

Su guerra por evitar esa separación llevó a Serbia a sufrir ataques de la OTAN que, aún hoy, se ven en los inmensos boquetes de dos edificios gubernamentales cerca de la embajada americana, convenientemente protegida y reparada tras el asalto de la multitud enfurecida.

DSC_0623

Buena parte de ese ímpetu nacionalista fue propagado por la Iglesia Ortodoxa Serbia, que en su aún inconclusa Catedral de San Sava luce en igualdad de condiciones las cruces y las banderas nacionales en recuerdo de una Gran Serbia, un ideal que sólo ha servido a la población para sufrir ataques, derrotas, guerras y sufrimiento sin fin. 

DSC_0461

Pero el tiempo ha pasado y la vitalidad de esta nación resurge en las calles peatonales, en los cafés concurridos, en las tabernas de las calles empedradas o en los barcos restaurantes a orillas del Sava, en la animada vida cultural que nunca ha faltado y en la diligencia para buscarse la vida en esta época de políticos corruptos y mafias gobernantes.  

img_4291

 Cómo llegar: 

Hay vuelos directos desde Barcelona. Desde el aeropuerto hay taxis con precios baratos. 

dsc_0551

Moneda: 

Circula el Dinar Serbio (RSD). 1 Euro equivale a 100 Dinares 

dsc_0617

Qué ver: 

La fortaleza de Kalemegdan, con la estatuta del Vencedor, símbolo de la ciudad. Además, el parque alberga no sólo el Museo Militar, sino canchas de tenis y baloncesto, un zoológico, juegos infantiles, cafés y restaurantes.

dsc_0464

Pasear por la calle peatonal Kneza Mihaila admirando sus edificios modernistas y, al final, el palacio Albanija, el primer rascacielos de la ciudad.

En esa zona está también la plaza de la República, con el Museo y el Teatro Nacional. Cerca la plaza de Terazije con el hotel Moskva, en estilo sezession (modernista)

dsc_0661

Recorrer el trayecto entre la plaza de la República y la de Slavije para admirar los edificios y palacios de comienzos del siglo XX que son sedes del Parlamento o del Gobierno de Serbia 

Pasearse por los parques de Tasmajdan y Manjez.

Visitar la iglesia de San Sava, que demuestra el poder imponente de la iglesia ortodoxa nacion al serbia.

También se puede visitar la mezquita Bajrakli, la única que queda de las 273 que hubo en Belgrado durante la ocupación turca de la ciudad y que supone el edificio más antiguo de la capital serbia.

dsc_0403

Cruzar el Sava para conocer Novi Beograd, donde está la nueva ciudad del desarrollismo. A destacar el Beograd Arena, para presenciar partidos de baloncesto o actuaciones musicales, y el gigantesco Palacio de Serbia, sede del extinto Parlamento Federal de Yugoslavia. 

En esa otra orilla del río se ubica Zemun, un municipio que aún conserva su aroma de pueblo. Recorrer sus calles tranquilas.

Visitar la Casa de las Flores, donde se ubica el mausoleo de Josip Broz “Tito” y se conservan objetos suyos y ejemplos de los múltiples regalos que recibió como presidente de la Yugoslavia socialista.

Comer en los barcos restaurantes del río Sava. 

img_4295

Cenar, tomar una cerveza, escuchar música y pasear por la calle Skadarlija 

dsc_0468

Comer o cenar en la taberna ? (sí, es un signo de interrogación) en Kralja Petra. A su lado, la catedral del Arcángel Mihailo (San Miguel) y el palacio de la Princesa Ljubica, con un interior que recrea cómo eran las casas burguesas del siglo XIX

img_4290

Tomar una copa en las innumerables terrazas de bares, cafés, tabernas, pubs y locales de diseño que pueblan la zona de Dorcol (cuatro calles). Aprovechar el ambiente nocturno que bulle en esta ciudad en estos barrios céntricos.

img_4306

Fotos de Carmen Urbina y Andrés Mourenza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s