Gibraltar: la anacronía británica en Andalucía

IMG_7091

Hablan andaluz, conducen por la derecha…. ¡pero son británicos y comen más fish and chips que tapas!. Sí, son los llanitos (o yanitos), los habitantes de Gibraltar, la última colonia de Europa. El yanito es también el idioma que usan, una especie de spanglish, con influencias además del árabe, portugués, genovés o maltés.

IMG_7129

La situación de esta colonia en la bahía de Algeciras es tan surrealista y anacrónica que la entrada en Gibraltar confirma lo esperpéntico de la situación. La pista del aeropuerto, ampliado en la zona en disputa con España, se cruza en el camino de los visitantes nada más atravesar la frontera. Así hay que esperar el despegue o aterrizaje de los aviones para continuar el recorrido a pie, en coche o en autobús hasta el centro.

IMG_7070

Los gibraltareños viven del Estado (aquí hay una  buena dotación de la Royal Navy, la marina inglesa) y de dar cobijo a los servicios, sean financieros (como sus primos ingleses) o comerciales (como otras ciudades Estado de Europa). Main Street, la arteria principal, así lo atestigua. Tiendas de ropa de las principales cadenas, joyerías, estancos y licorerías con bajos impuestos se suceden junto a miles de placas de empresas financieras en los portales de los edificios.

IMG_7084

La historia de Gibraltar es larga y se remonta al romano Mons Calpe con una de los columnas de Hércules al final del occidente del mundo conocido, el Mediterráneo.

IMG_7122

De la antigüedad romana o árabe sólo quedan restos en el Museo de Gibraltar y el Moorish Castle, del que se mantiene bien conservada una torre del homenaje del siglo XIV. Tras la conquista española, se edificaron templos sobre antiguas mezquitas, como la catedral o el santuario de Nuestra Señora de Europa.

Convent, residencia Gobernador

De época posterior, quedan los restos del convento de Franciscanos, convertido en capilla real anglicana y en sede del Gobernador, que es el virrey que representa a la Reina de Inglaterra. La mayoría de edificios son de la ocupación británica que lleva ya trescientos años.

IMG_7128

El Parlamento, por ejemplo, es un modesto edificio, que alberga en la planta baja un bar y al que se accede por una sencilla puerta con cerradura, similar a la entrada a cualquier vivienda. Y es que, en consonancia con la extensión de la ciudad, apenas siete kilómetros cuadrados, los ministerios se cobijan en pisos y no en palacios ni grandes edificios.

IMG_7075

Una hermosa biblioteca neoclásica, la Garrison Library, permite conocer ejemplares desde el siglo XVIII y sentarse donde se imprimió el primer diario de la colonia, el Chronicle, que aún sale a la calle. Pero toda la historia de Gibraltar gira alrededor de su carácter especial y siempre amenazado.

IMG_7119

Por éso, se repiten por la roca cañones, baterías aéreas, restos de murallas y de túneles, en los que los habitantes se protegieron del sitio hispano francés de 1779 a 1783 o durante la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos habitantes fueron evacuados.

IMG_7083

Con tan poco espacio y tan pocos restos, no es extraño que Gibraltar explote turísticamente su propia geografía: una roca de 400 metros de altura que se eleva casi verticalmente sobre la ciudad. Un teleférico sube en seis minutos a la cima, donde se puede admirar el paisaje de la zona: al norte, La Línea de la Concepción y la Costa del Sol; al oeste, la bahía de Algeciras; al sur, Ceuta y Africa y al este, el mar Mediterráneo. 

IMG_7110

En la cima se puede pasear por caminos repletos de vegetación (toda la roca es una reserva natural) y sobre todo de fauna, en especial de la especie que se asocia con Gibraltar: los monos.En realidad, son macacos, tan unidos a la ciudad que dice la leyenda que cuando desaparezcan, se acabará la presencia británica. Quizás por éso, Winston Churchill mandó traer monos del Norte de Africa para prevenir el declive de la raza… y de la ocupación.catedral católica

En este espacio tan pequeño conviven casi 30000 personas, sin contar los miles de españoles que cruzan cada día la frontera para trabajar durante el día en la colonia. La variedad de los habitantes ha sido constante en la historia gibraltareña y buena prueba de ello es la mezcla de templos que se suceden, desde católicos a anglicanos, pasando por metodistas, musulmanes, hindúes o judíos.UEFA+admite+a+Gibraltar+como+miembro+de+pleno+derecho

La densidadad es una de las más altas del mundo, con 4300 personas por kilómetro cuadrado. Como ya no hay sitio, después de construir en la ladera de la montaña, se van construyendo complejos de viviendas en terreno ganado al mar, de donde se saca, por cierto, el agua que se consume desalada.

IMG_7069

Con esa densidad, no es extraño que el tráfico sea tan lento y  si además hay tan pocos aparcamientos, el mejor consejo es ir a pie. A pesar de todo, Gibraltar fue considerado en 2008 el territorio británico más desarrollado, próspero y con mejor nivel de vida.

IMG_7133

El actual ministro principal o primer ministro, Fabián Picardo,  es un ejemplo de las bondades de vivir en Gibraltar: nieto de una republicana española exiliada, estudió en Oxford pagado por el gobierno de la colonia (como ocurre con todos los universitarios llanitos). Así ¿cómo van a querer integrarse en un pais como España, el pais del paro endémico que siempre les ha enviado miles de trabajadores para beneficiarse de la boyante economía gibraltareña?IMG_7126Cómo llegar:

En coche se entra por La Línea de la Concepción, a la que se accede a través de la A-7. Conviene dejar el coche en territorio español y entrar a pie en la colonia o esperar las colas de entrada y dejar el vehículo en el primer aparcamiento de Gibraltar, tras la pista del aeropuerto. Se puede llegar también por mar, en los múltiples cruceros que atracan en la roca, o por avión sólo desde Londres o Birminghan con Monarch Airlines, Easy Jet o British Airlines.

IMG_7131

Moneda:

En Gran Bretaña y sus colonias, aún circula su propia moneda, la libra. En el momento de redactar esta entrada, el cambio se sitúa en 1 € = 0’84 Libras esterlinas. Pero en Gibraltar aceptan también, sin ningún problema, el euro.

Itinerario:

Casemate

Desde la frontera se puede coger el autobús 5 hasta el centro, aunque si hay tiempo se puede visitar la ciudad a pie. Una vez superada la barrera física de la pista del aeropuerto, en menos de doscientos metros se llega al centro de la ciudad. Entramos a Casemates Square, la plaza mayor de Gibraltar, por la puerta del agua, un arco doble de entrada por el oeste de la plaza o bien al norte por un pequeño túnel. Casemates hace referencia a las casamatas o cuarteles que aquí estaban instalados. En esta zona está la oficina de turismo, restaurantes de comida rápida y un anticipo del bombardeo comercial que nos espera. Una de las actuales atracciones es una exposición de los Beatles, traida desde Liverpool por Julian Lennon, el hijo del beatle (que por cierto se casó aquí).

gibraltar.39.synagogue.04

Casemate Square da paso a Main Street, la calle mayor de la ciudad. Aquí lo que sobran son tiendas de todo tipo, pero también hay más atractivos. Una de las primeras calles a mano izquierda es Engineer Lane, en la que se ubica la Great Synagogue, considerada una de las más antiguas de la peninsula ibérica en funcionamiento, ya que data de 1724. Cerca hay dos o tres sinagogas más y no será extraño que se vea por la calle a grupos de judíos ultraortodoxos con sus tirabuzones y sus kepás en la cabeza.

2013-05-20 18.43.47

En el paseo por Main Street conviene fijarse bien en algunos ejemplos de arquitectura propia que aún subsiten con sus persianas inglesas o sus galerías enrejadas en muchos edificios de la calle. Pasaremos por el edificio del Parlamento, en cuya parte trasera se abre la plaza John Mackintosh donde se ubica el City Hall, sede del Major o alcalde, aunque es una figura simbólica tras la Constitución Gibraltareña de 1969. Ahora se dedica a actividades culturales, como biblioteca, sala de conferencias o teatro. Un poco más adelante, nos encontramos con la catedral católica, Saint Mary the Crowned (Santa María Coronada). Está ubicada donde estaba la mezquita de la ciudad y en 1462 se convirtió en catedral católica, aunque el actual edificio es más reciente porque fue dañado en el gran sitio de finales del siglo XVIII. Torciendo a la derecha, nos acercamos al Museo de Gibraltar, que contiene objetos de hasta 20000 años de antigüedad y en el sótano se pueden ver los restos de unos baños árabes.

IMG_7072

Volviendo a Main Street, torcemos a la izquierda por Library Street e iremos a dar a una plaza en la que sobresale un jardín, ante el que está el edificio de la Garrison Library, la biblioteca con documentos de varios siglos y donde se imprimió el primer diario de la colonia, el Gibraltar Chronicle, cuyo edificio está justo al lado. La plaza tiene también un templo católico, la iglesia escocesa de Saint Andrews, erigida por expatriados de aquel pais en la mitad del siglo XIX.

cathedral holy trinity

De nuevo en la calle principal, torceremos a la derecha para acercanos hasta la catedral anglicana (la religión mayoritaria en Inglaterra, que no en Gibraltar). Es la Holy Trinity Anglican Cathedral, con un aspecto morisco que induce a error. El edificio no se construyó hasta el siglo XIX.

IMG_7079

De vuelta a la calle Mayor nos encontramos a la izquierda la Supreme Court, los juzgados gibraltareños, donde contrajeron matrimonio John Lennon y Yoko Ono y muchos españoles que no querían contraer el obligatorio y único matrimonio religioso católico en la España de la dictadura franquista. Y junto al poder judicial, el ejecutivo está justo al lado. Es la plaza del Convent, en referencia al convento franciscano donde está la residencia del Gobernador o Virrey, enviado por la metrópolis para controlar a la colonia.Un soldadito hace su guardia al frente del modesto edificio y ante él, cada día, también se produce un cambio de guardia más aparente que otra cosa. Una cosa modesta como corresponde a este minúsculo estado.

King's Chapell

Al lado del Convent, como lo llaman los gibraltareños, permanece un resto del edificio original del siglo XVI. Es la King’s Chapell, vestigio de la iglesia franciscana, con restos de gobernadores españoles incluso en su interior, pero ahora en uso para la iglesia anglicana, que, como es habitual, luce dentro banderas de los regimientos de la ciudad. Algo inaudito en templos de otras religiones pero de los más normal entre los británicos.the_convent_guardsroom_gibraltar_photoEnfrente del Convent, en la misma plaza, está un pequeño edificio, donde se ubicaba la guardia del Gobernador, pero que es ocupado por el Ministro Principal, elegido democráticamente por los yanitos.La diferencia entre esta modesta residencia y la que está enfrente (la del Virrey), demuestra claramente quién manda en la colonia, a pesar de los dos cañones que enmarcan el edificio del primer ministro. A pesar de lo pequeño de la plaza, aún hay otro edificio de cierto interés, la iglesia metodista.

Cementerio Trafalgar

El paseo por Main Street finaliza en Referendum Gates,  una de las puertas de las murallas españolas que aún subsisten y que dan paso al cementerio de Trafalgar, donde reposan los restos de los marinos británicos caídos en la famosa batalla. Son pocos ingleses porque la escabechina fue inmensa en el campo enemigo, el franco español.

alameda

Nada más salir de la calle mayor, se amplía el horizonte pero la realidad del urbanismo de la colonia se hace más clara. Ahora se ven calles en cuesta pronunciada y en descenso escalonado, acompañado todo de un tráfico continuo que no habíamos visto en las calles peatonales anteriores. Pronto, encontramos un remanso de paz entre tanto bullicio. Son los jardines botánicos de la Alameda. Inaugurados en pleno siglo XVIII reúnen flora y fauna de todo el mundo y cuentan con un teatro al aire libre.

IMG_7094

Justo al lado de los jardines está la base del teleférico que nos sube a la cima de la roca, a 412 metros sobre el nivel del mar. Se pueden adquirir billetes de ida y vuelta o sólo de ida (para bajar andando), así como billetes combinados para pasear por la reserva natural y entrar en diversos lugares con atractivo a lo largo de la montaña. Arriba podemos fotografiar el paisaje que se abre a nuestros ojos: la bahía, la costa del sol o las minúsculas playitas bajo la roca en la vertiente mediterránea. Son apenas un trozo de arena junto a unas casas, a las que se accede en coche desde la entrada de Gibraltar. Los yanitos les llaman Eastern Bay, Sandy Bay y Catalan Bay, porque aquí se instalaron catalanes que huían de la invasión napoléonica en 1808. También desde aquí se divisa Ceuta y Africa, casi a un paso…

IMG_7102

Los árboles que vemos a nuestros pies son la reserva natural de la roca, por donde pasearemos tranquilamente. Cogemos la dirección a la izquierda y al poco tiempo se puede subir hasta la Batería O’Hara, el punto más alto de Gibraltar y desde allí descender por una sucesión de miles de escaleras por los Mediterranean Steps que llevan al viajero al cementerio judío y al monumento de las Torres de Hércules. Es la opción para los más valientes. Si seguimos bajando normalmente por la carretera  nos encontramos con las cuevas de San Miguel, unas grutas naturales que fueron hospital durante la segunda guerra mundial.

IMG_7109

Allí nos encontraremos seguro con los monos, que nos asaltarán de continuo, pero hay que tener precaución y no darles nada de comer (las multas son altas), no tocarles y no llevar ninguna bolsa de plástico porque la identifican con comida y se lanzan directamente a ella.Siguiendo el descenso por la carretera en dirección a los Túneles y el Castillo Árabe (a unos dos kilómetros), nos encontraremos con la Guarida de los Monos, donde reposan, se limpian, comen y se juntan… y que se puede admirar desde un mirador por encima del habitáculo.

Túneles del Gran Asedio

Atravesamos en nuestro camino la restaurada muralla de tiempos de Carlos V, en pleno siglo XVI, que ascendía desde la ciudad hasta la cima de la roca. En el extremo norte de la reserva se llega a los túneles del Gran Asedio. Esta es una etapa de la historia gibraltareña que se repite por doquier. No en vano, resistieron durante cuatro años el asedio y el sitio al que les sometieron las flotas francesa y española. Los barcos ingleses rompieron varias veces el cerco y les trajeron comida desde Marruecos y, al final, vencieron a la fuerza hispano-francesa. Los gibraltareños se refugiaron en los túneles excavados en la roca y la colonia no fue devuelta a España (sí lo fue en esa trifulca la isla de Menorca, que también estaba en manos británicas). 

Tuneles II Guerra Mundial

Un poco más abajo se encuentran los túneles de la Segunda Guerra Mundial, construidos en prevención de los ataques nazis (y contando con que España era aliada de los alemanes). Los habitantes fueron evacuados de la colonia, pero se excavaron más túneles para proteger la ciudad y donde dicen que se reunieron Churchill y Eisenhower para preparar la invasión de Africa (este extremo lo pongo en duda, pero éso dicen desde la oficina de turismo). Cerca está el Military Heritage Center, con todo tipo de artilugios militares, y la exhibición A City Under Siege. Esto de los túneles fue habitual en la historia de Gibraltar, porque los ataques sobre todo españoles por recuperar la roca fueron constantes. Aquí se pueden ver hasta grafittis de 1726, trece años después de que los británicos se hicieran con el control de la ciudad.  Al lado también está el castuillo árabe, que data del siglo XII, fue destruido por los españoles el XIII y reconstruido en el XIV, de cuando data la torre del homenaje que aún sigue en pie.

Punta Europa

Descendiendo a la ciudad, nos queda de nuevo un largo trecho para seguir más allá de los jardines de la Alameda, donde dejamos el recorrido por las calles. Ahora sí es conveniente tomar el autobús 2 , que nos dejará en Punta Europa, el final de Gibraltar y de la tierra firme. El faro que se ubica aquí es de 1841 y tiene cincuenta metros de alto. En la zona hay más atractivos, como el santuario de Our Lady of Europe (Nuestra Señora de Europa), la patrona católica de la ciudad. El templo se erigió en 1462 sobre una anterior mezquita. Para compensar, al lado se construyó en 1997 una inmensa mezquita para la colonia musulmana de Gibraltar, mayoritariamente de origen marroquí. El templo se llama de los Dos  Santos Guardianes, Ibrahim-al-Ibrahim.

ciudad-gibraltar

La vuelta la podemos realizar por la orilla de la bahía, donde se alternan otras tres playas (Little Bay, Camp Bay y Rossia Bay). Después nos sorprende la mole del cañón victoriano 100 Ton Gun, el único de cien toneladas que queda de aquella época junto a otro en Malta.  En esta zona se suceden los astilleros y las instalaciones de la Armada Británica (Royal Navy). Podemos ver las murallas que rodean el centro de la ciudad por la parte de abajo, de las que sobresale el King’s Bastion, la principal defensa de la ciudad durante el Gran Sitio, convertido ahora en zona de ocio. A partir de aquí, hacia el mar, se abren las nuevas zonas de la ciudad, donde está no solo el Hospital de Gibraltar (Saint Bernard’s Hospital) sino áreas residenciales ganadas al mar o las dos Marinas de la ciudad, Ocean Village y Queensway Quay, con restaurantes, bares, atracciones, etc. Justo cuando se llega a las pistas del aeropuerto está la terminal de ferrys, donde se puede coger el barco a Africa o contratar excursiones para ver delfines, otras de las atracciones de esta extraña, curiosa y sorprendente ciudad. 

IMG_7068

Fotos de Carmen Urbina, José Antonio Mourenza, Villafotoblogg

Anuncios

6 Respuestas a “Gibraltar: la anacronía británica en Andalucía

  1. Bonito paseo por la roca¡Como me has hecho recodar mis dias en el observatorio militar de campamento!Dias en los que la frontera permanecia cerrada a cal y canto. Aquellos dias de Zahara de los atunes y Castellar de la frontera, y de fino y hachis, de “pescaito”,de Camarón y rock andalousi, de Triana…

  2. Cuando conocí Gibraltar, hace ya más de 35 años, me pareció menos interesante de cómo lo “retratais”. Parabéns, rapaces.

  3. Me interesa muchisimo todo lo referente a GIBRALTAR,segùn mis mayores desde ahi vino mi bisabuelo hacia ARGENTINA mas o menos
    en 1840, me interesaria saber si ahi hay algun descendiente de mis antepasados ALBERTO BENELISHE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s