Ronda: el embrujo romántico

IMG_7270

El bandolero es una de las imágenes tópicas que han acompañado a España, y en especial a Andalucía, desde que los viajeros del siglo XIX cruzaban los Pirineos para adentrarse en una tierra atrasada, violenta, ruda, árida, llena de castillos, Inquisición católica, hombres barbudos y mal encarados y mujeres morenas e irresistibles….

IMG_7246

Es la imaginería romántica que tiene en la serranía de Ronda uno de sus hitos. Tras la Guerra de Independencia contra los invasores franceses, las partidas guerrilleras se reconvirtieron en bandas dedicadas al pillaje, el robo y la extorsión. Un sinfín de viajeros internacionales, como los escritores Washington Irving, Prosper Mérimée, Théophile Gautier, Richard Ford o el ilustrador  Gustave Doré, mezclaron realidad con mucha ficción creando el estereotipo que desde entonces acompaña a esta ciudad…

Tajo_de_Ronda

Ronda tiene uno de los pasados más completos de la península, desde los íberos a los romanos, que la fundaron como Arunda, pasando por los visigodos y los musulmanes que la consolidaron como importante cabecera. Con el tiempo, la agricultura ha dejado paso al turismo de la cercana Costa del Sol. Los turistas vienen a Ronda buscando, además del pasado, la imagen más emblemática. Es el tajo que ha formado el río Guadalevín, separando en dos partes a la ciudad y salvado por un puente neoclásico del siglo XVIII, literalmente colgado en el vacío.

panoramaplaza

Pero la ciudad tiene mucho más. Fruto de ese pasado esplendoroso, atesora un importante patrimonio arquitectónico. Dos familias de importantes toreros nacieron aquí: la de Francisco y Pedro Romero, en el siglo XVIII, que dieron origen al toreo moderno; y la de Cayetano y Antonio Ordóñez en pleno siglo XX. No es baladí esta coincidencia, porque Ronda se enorgullece de presentar una de las plazas de toros con más historia de la península.

IMG_7264

Recorrer la ciudad es hallar, a cada paso, rincones escondidos entre callejas blancas y silenciosas, palacios renacentistas y barrocos, una iglesia alojada en la antigua mezquita, unos baños árabes,  y unas vistas inmejorables sobre la llanura que se esparce doscientos metros por debajo de la meseta donde se asienta desde hace siglos Ronda.  

IMG_7301

En Ronda nacieron los Giner de los Ríos: Francisco, que fundó la Institución Libre de Enseñanza, que modernizó España en pleno siglo XX, como su hijo, el ministro republicano Fernando de los Ríos. También son rondeños el pintor Joaquín Peinado, sucesor de Cezanne y Picasso o Vicente Espinel, poeta y músico, artes en los que introdujo importantes innovaciones en pleno siglo XVI.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ambos tienen su presencia en la ciudad con un Museo y un teatro. Y es que en Ronda se han aprovechado los múltiples tesoros arquitectónicos para abrirlos al público como instituciones culturales, oficiales o turísticas.

acinipo1

Ronda se degusta también en sus tabernas, sus bares y restaurantes o sus pastelerías, donde todos los vestigios de antiguos invasores han dejado huella. Y cerca de Ronda, se pueden encontrar esos restos históricos, como las pinturas rupestres de la Cueva de la Pileta o la ciudad romana de Acinipo, que fue antes fenicia y ,mucho antes, asentamiento humano en el Neolítico .

0942358001314043071

Además, el término municipal de Ronda está dentro del Parque Natural de la Sierra de las Nieves, Reserva de la Biosfera, por lo que el senderismo y los paseos en plena naturaleza son casi obligados. Y no hay que olvidar que, cerca también, está la Sierra de Grazalema, el lugar más lluvioso de España, a pesar de estar en pleno sur andaluz.

IMG_7274

Al final del recorrido, en la iglesia del Espíritu Santo encontré a dos familias irlandesas llegadas de las islas para asistir a la boda de sus respectivos hijos. Preguntados, respondieron que no vivían en España pero los novios habían deseado venir a casarse precisamente aquí, en esta pintoresca ciudad. Luego, disfrutaron del banquete en unos balcones sobre el tajo. Doscientos años después, el embrujo romántico sigue cautivando a europeos atraídos por la llamada del Sur…  

IMG_7259

Cómo llegar: 

IMG_7298

Desde la Costa del Sol, en la Autopista del Mediterráneo, se toma la A-397 que lleva a Ronda. Si se viene del Norte, se toma la autopista A-4 hasta Écija; allí se toma la A-351 hasta Osuna y la A-367 hasta Ronda. También se puede llegar en tren con el Ave Madrid-Málaga, haciendo trasbordo en Antequera. En avión, el aeropuerto más cercano es el de Málaga-Costa del Sol.

IMG_7239

Itinerario: 

IMG_7240

El recorrido por la ciudad debe comenzar en la parte nueva, el barrio del Mercadillo, creado tras la conquista castellana de la plaza de Ronda. En esta zona de la ciudad, la primera parada debe ser la visita a la plaza de toros, en cuyo interior hay interesantes Museos. Construida en 1785 por Martín de Aldehuela, el mismo arquitecto del vecino Puente Nuevo, el origen de la plaza hay que buscarlo en la Real Maestranza de Caballería que desde el siglo XVI defendía a caballo la población. Sus ejercicios taurinos a caballo se trocaron por los del toreo a pie con la familia rondeña de los Romero en pleno siglo XVIII y el éxito del espectáculo obligó a la construcción de esta plaza, una de las más antiguas del mundo. Otra dinastía taurina, la de los Ordóñez pusieron en pie a mediados del siglo XX la corrida goyesca, con vestimenta del siglo XIX, que aún hoy se escenifica en este coso.

IMG_7241

Al lado de la plaza, está la Alameda del Tajo, un enorme parque urbano del siglo XIX que se abre sobre la cornisa del tajo, con espléndidas vistas. Hay árboles centenarios y una agradecida sombra en época veraniega. En el parque se ubica el Teatro Vicente Espinel, en memoria del poeta y músico local del siglo XVI. Bordeando el precipicio, se puede ir hacia la derecha por el llamado paseo de los ingleses hasta el Hotel Victoria, en cuya habitación 208 aún permanecen los objetos del poeta checo en lengua alemana Rainer Maria Rilke, en su paso por España para escribir su “Epistolario español”. Volviendo por la cornisa sobre el Tajo, seguiremos hacia la izquierda de la Alameda por el Paseo Blas Infante, en honor al padre del nacionalismo andaluz, que en esta ciudad celebró la Asamblea que dio origen a la bandera y al himno de Andalucía. Siguiendo la ruta, se llega al Parador de Turismo, con vistas envidiables al Puente Nuevo no sólo desde las habitaciones sino desde las terrazas donde tomar un café.

IMG_7247

El Puente Nuevo es, junto a la Plaza de Toros, el monumento más importante de la edad moderna en Ronda y su símbolo más claro. El que vemos es el segundo puente nuevo, porque el primero de 1735 se hundió a los seis años. Este segundo y definitivo se construyó durante cuarenta años (para que durara más que el anterior) y se inauguró en la feria de mayo de 1793. Tiene 98 metros de altura y se construyó con las piedras de sillería extraídas del fondo de la garganta. Así se salvaba la hoz que separaba el barrio antiguo árabe del moderno del mercadillo, porque hasta entonces había otros puentes en distintos lugares, que luego veremos en el recorrido por Ronda. En el mismo puente hay un interesante centro de interpretación y si es impactante la vista del puente, no lo es menos la de las casas colgantes sobre el precipicio que se ve desde el interior del puente .

IMG_7253

El Puente Nuevo tiene otra vertiente, además de la famosa que se fotografía. En la orilla norte del puente, continúa el tajo, aunque más encajonado. Al fondo, se distingue uno de los puentes que salvaba la comunicación entre los distintos barrios, en la parte más estrecha de la hoz que forma el río Guadalevín y en la parte más baja de Ronda. Luego lo veremos, pero ahora nos dirigimos por el puente hacia el barrio antiguo. Nada más cruzarlo, a la izquierda se abre un imponente edificio, el convento de Santo Domingo, mandado construir por los Reyes Católicos a caballo del siglo XV y XVI. Ha pasado por muchas manos y se conserva la iglesia y el claustro, hoy dedicado a actividades culturales.

IMG_7255

Una vez situados ya en el casco historico de la ciudad, tomaremos a la derecha la calle Tenorio, que nos adentra en el entramado de callejas rondeñas, repletas de sorpresas arquitectónicas. A apenas cien metros nos topamos con la Casa de Don Bosco, un palacete modernista de comienzos del siglo XX que sus propietarios cedieron a la orden de los salesianos para hogar de reposo para sus sacerdotes enfermos y ancianos. En su interior ofrece tapices y mobiliario del siglo XIX y en su patio exterior decorado con azulejos, se puede admirar una de las mejores vistas sobre el puente,el tajo y el valle.

IMG_7256

Un poco más adelante, podemos descender hasta el centro del tajo para tener una visión de primera fila del Puente Nuevo y las dos partes de la ciudad unidas. Y también para contemplar los restos de una de las murallas de la época musulmana, que protegían a la ciudad. Son las murallas de la Albacara, que defendían los molinos de Ronda que se ubicaban en esta zona cercana al río y que albergaban el grano en caso de ataque en esta zona fronteriza con los reinos cristianos de la península. En pie quedan aún dos puertas de esas murallas, la de los Molinos o del Cristo y la del Viento (lo que indica claramente que en ese promontorio sobre el tajo, azota el aire).

mondragon ronda

Subiendo de nuevo al casco antiguo, seguimos nuestro recorrido hasta dar con una recoleta plaza, repleta de casas blancas y un palacio que domina el entorno. Es el Palacio de Mondragón, sede del Museo Municipal de Ronda. La fachada es del siglo XVIII, pero el edificio data de la época musulmana, ya que aquí residió el último gobernador del reino nazarí de Granada. En su interior, se conservan varios patios construidos ya en época cristiana, pero que dejan entrever lo que sería la zona central de la residencia en la época andalusí. Merece la pena visitar el Museo para poder admirar el interior de lo que es, sin duda, el edificio civil más importante de la ciudad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A partir de aquí, tomaremos la calle que parte enfrente de la entrada del Palacio de Mondragón para dar unas vueltas por las callejas y visitar varios monumentos a destacar. Encontraremos casi juntos la barroca iglesia de la Virgen de la Paz, donde se encuentra la patrona de la ciudad, el centro de interpretación del vino de Ronda para conocer la historia del vino en esta zona y dos importantes palacios. En primer lugar, la llamada casa del gigante, un palacio nazarí construido entre los siglos XIII y XV, que conserva dentro una importante colección de yeserías y artesonados de esta última etapa de Al-Andalus. El nombre se debe a un relieve en piedra, con un origen dicen que fenicio. El otro palacio es el de los Marqueses de Moctezuma (dicen que herederos del último emperador azteca). Es un edificio que muestra un magnífico artesonado mudéjar y que cuenta con una iglesia neogótica. El edificio alberga el Museo de Joaquín Peinado, un pintor que vivió en Francia y que se codeó con Picasso. 

IMG_7268

Desviándonos a la izquierda llegamos al Museo de Lara, una colección privada de cinco mil piezas y objetos de arte y antigüedades que se pueden admirar en la casa palacio de los Condes de la Conquista de las Islas Batanes del siglo XVIII. Saliendo a la calle Armiñán, la principal del casco antiguo, nos toparemos con el alminar de San Sebastián. Esta curiosa torre, con partes del siglo XIII, fue el alminar de una de las antiguas mezquitas de Ronda y sirvió después como campanario de una iglesia cristiana. La iglesia desapareció pero ha permanecido la torre con arcos de herradura claramente islámicos en su base. Casi al lado se ubica el curioso Museo del Bandolero, que recrea la historia de estos personajes, inmortalizados por libros, canciones, películas o series de televisión como la famosa “Curro Jiménez”.

IMG_7265Siguiendo por esa misma calle Armiñán, llegamos a la plaza central del barrio, donde encontramos otro resto del pasado musulmán. Es la iglesia de Santa María la Mayor. Dicen que en ese lugar hubo una basílica paleocristiana, luego convertida en mezquita, de la que sólo queda en el interior un arco. Los Reyes Católicos ordenaron instalar allí una iglesia, que se comenzó en 1485 y no concluiría hasta finales del siglo XVII. Del gótico original quedan pocas cosas por un terremoto que sufrió la ciudad en 1580, pero sí hay un coro renacentista y un retablo barroco.

IMG_7266

Ante la iglesia se abre la plaza de la duquesa de Parcent, un oasis de tranquilidad y verdor en el abigarrado barrio antiguo. Y a esa misma plaza da el edificio de la casa consistorial de Ronda. El ayuntamiento de la ciudad se ubica en un edificio neoclásico de 1734 que se destinó a cuartel de milicias. Después se le añadieron antiguas tiendas con soportales que daban a la plaza mayor que existía entonces en este lugar. En la escalera principal se puede admirar un espléndido artesonado mudéjar.

IMG_7279

La calle Armiñán desciende por la llamada cuesta de las imágenes que finaliza en las antiguas murallas de la ciudad de Almocábar (nombre que proviene del árabe al-maqabir, cementerio, porque fuera de los muros se ubicaba la necrópolis). Con la conquista castellana, se añadieron más cuerpos a la puerta de acceso a esta parte de la ciudad, que es el barrio del Espíritu Santo. Se llama así por el imponente templo que se ubica detrás de las murallas. La iglesia del Espíritu Santo comenzó a construirse el mismo año de la conquista, en 1485, y tardó en construirse veinte años. Por fuera se nota su aire de fortaleza adosada a la muralla y por dentro tiene un retablo barroco.

IMG_7282

Volviendo por la misma calle que hemos descendido, nos encontramos un desvío a un camino que nos llevará hasta los baños árabes. Es un camino de ronda, que nos permitirá conocer la muralla árabe, muy bien conservada, que rodeada la ciudad por el Este. Al-Andalus dividió su territorio en provincias, llamadas Kuras y Ronda  (llamada Izn-Rand Onda, la ciudad del castillo) fue capital de una de ellas, la de Takurunna. Tras la desaparición del califato de Córdoba, se constituyó en reino independiente, los llamados reinos de taifas, dependió del reino sevillano de Al-Mutadid y finalmente del reino nazarí de Granada.

IMG_7284

El recorrido nos lleva por el camino de ronda hasta los Baños Árabes. Son los mejor conservados de la Península Ibérica. Su origen se remonta a los siglos XIII y XIV y se dividen como los baños romanos en zonas fría, caliente y templada. Se conservan el acueducto, la noria, el área de calderas y las curtidurías que, tras la conquista cristiana, cambiaron el uso de la instalación (porque para los cristianos, todo lo relacionado con el culto al cuerpo era pecaminoso)

IMG_7281

Mirando hacia arriba, podemos ver la estructura de la muralla, que aún conserva la puerta de Cíjara, que comunicaba el arrabal, donde se situaban los baños, con la Medina, en el actual casco antiguo y centro de la actividad de la localidad en tiempos andalusíes.

IMG_7294

Y junto a los baños nos encontramos con el puente árabe del siglo XI, aún en pie, aunque restaurado con posterioridad. Este era el camino que comunicaba los arrabales con otras localidades y casas fuera de las murallas. Con la ampliación de la ciudad, fue también el camino para comunicar este barrio con los nuevos, al otro lado del río Guadalevín, fuera de la hoz que rodea Ronda y que empieza justo en este lugar.

IMG_7286

Por éso, en el siglo XVI se construyó un puente (el que ahora llaman Puente Viejo) que salvaba el tajo en esta zona norte de la ciudad y que comunicaba la recién conquistada Medina con los nuevos barrios de la ciudad que se prolongaban al otro lado de la hoz del Gaudalevín. 

IMG_7288

Para llegar a ese puente hemos de cruzar el puente árabe y subir hacia el barrio del Padre Jesús. Así llegaremos a la iglesia del mismo nombre, construida en el siglo XVI a caballo de los estilos gótico y renacentista. A su lado, está la Fuente de los ocho Caños, una obra muy posterior que mandó construirla el primero de los Borbones, Felipe V, en pleno siglo XVIII.

IMG_7295

De la misma época es el arco de Felipe V, situado al otro lado del puente viejo. Esta era la puerta de entrada a la ciudad en pleno siglo XVIII.

IMG_7297

Justo tras pasar el arco, nos topamos con un imponente conjunto arquitectónico con una espléndida fachada barroca en piedra de sillería. Es un Palacio del siglo XVII de la familia de Vasco Martín de Salvatierra, un fiel valido de los Reyes Católicos que les acompañó en la toma de la ciudad. En la fachada hay curiosas figuras desnudas que sacan la lengua o se tapan pudorosamente.

IMG_7299

Y al lado, se ubica el Palacio del Rey Moro. Data del siglo XVIII y cuenta con un intrincado sistema de habitaciones y salas, que han sufrido continuas rehabilitaciones y reformas. Cuenta con jardines aterrazados de comienzos del siglo XX, con estanques y fuentes.

Casa del Rey Moro

Sin embargo, lo más interesante es la mina de captación de agua, de origen árabe, que se sitúa en el lecho del río Guadalevín debajo de una escalera con doscientos escalones. La mujer de Obama visitó el lugar en su visita a España, lo que añade más morbo publicitario al monumento.

IMG_7300

De este modo volvemos a salir al convento de Santo Domingo y al Puente Nuevo. Una vez más, admiramos el paisaje y podemos ya organizar las rutas por el Parque Natural de la Sierra de las Nieves, que vemos enfrente. En el parque existen una veintena de rutas para senderistas y ciclustas. Aquí se pueden encontrar desde pinsapos a quejigos de montaña, cabras montesas o nutrias, enormes simas y algún que otro pico considerable.

piletayegua1

Cerca de Ronda, también, podemos visitar la Cueva de la Pileta. Está considerada como uno de los mejores exponentes del arte rupestre del Paleolítico andaluz y atesora también restos neolíticos.  A pesar de éso, dicen que los orígenes de la ciudad de Ronda son celtas, que en el siglo VI a.c. llamaron a este sitio Arunda y los fenicios se instalaron en una aldea cercana llamada Acinipo.

acinipo

Los griegos conquistaron Arunda y la llamaron Runda. En la campaña de Escipión contra los cartaginses que dominaban Hispania en el siglo III A.C., fundó un castillo que dio origen a Ronda y que tuvo el rango de ciudad, al igual que sus vecinos de Acinipo .Aún hoy quedan resrtos de esta ciudad romana en el yacimiento arqueológico situado a unos kilómetros de Ronda y que demuestra la importancia de la localidad situada en una meseta a casi mil metros de altura que dominavba muy bien la zona.

IMG_7292

Fotos de Carmen Urbina, José Antonio Mourenza, Turismo de Ronda, Fundación de Cultura Islámica

2 Respuestas a “Ronda: el embrujo romántico

  1. Exaustivo recorrido. Hace ya 35 años que solía ir a Ronda con mi amigo ex-emigrante en Australia y comiamos en su bar choricillos asados con metanol. Muy exotico. Reconozco que no la conocí tan bien como la he conocido ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s