Vitoria-Gasteiz: la ciudad medieval, paseable, sostenible y verde

museo_arqueologico_vitoria_o0QF_9133_c.jpg_1306973099

Vitoria-Gasteiz encabeza desde hace años la lista de las ciudades españolas con mejor calidad de vida. Paseando por sus calles y sus parques, el visitante comprueba que la distinción es bien merecida. Una de las razones es, sin duda, la excelente conservación de su patrimonio.

4fba8a80d68e9

Su trazado medieval se encuentra casi intacto y ya en 1979 el casco histórico fue declarado conjunto monumental. La almendra medieval vitoriana, llamada así por la forma de su casco antiguo, se enmarca entre el parque Molinuevo o Parque del Norte y la plaza de la Virgen Blanca. Sus casas han sido rehabilitadas y conservadas, al contrario que en la mayoría de ciudades de España.

murallas-vitoria--647x231

Incluso la muralla que rodeaba en el siglo XI los novecientos metros del perímetro de la originaria Vitoria está siendo restaurada y puesta en valor. Siguiendo las líneas imaginarias de esa ovalada almendra, el visitante puede recorrer el entramado de calles medievales, con nombres alusivos a los gremios que las habitaban como cuchillería, herrería o zapatería.

gi_15822

En 1181 el rey navarro Sancho VI fundó esta ciudad como defensa fronteriza frente al reino de Castilla. La llamó Nova Victoria pero el lugar era conocido por sus habitantes como Gasteiz. La ciudad medieval se erige sobre un cerro que dominaba claramente la llanada vitoriana, un lugar de paso estratégico entre la Meseta castellana y la costa cantábrica.

_25fea52_11b4942e9e0__7feb

Cuatro torres destacan en la ciudad vieja vitoriana y puntean el skyline de la ciudad. Corresponden a otros tantos templos que se iniciaron en plena euforia gótica y prolongaron sus reformas hasta el barroco. Son San Pedro, San Miguel, San Vicente y la catedral de Santa María.

catedral-de-santa-maria_4434141

La catedral vieja de Vitoria, una joya gótica del siglo XIV, lleva en proceso de restauración desde el año 2000. Sin embargo, una innovadora iniciativa turístico-cultural bautizada como “Abierta por obras” permite la visita del templo mientras se contemplan las obras que se llevan a cabo en su interior. La idea no sólo ha tenido un éxito inusitado de visitas sino que ha recibido importante premios internacionales de conservación y ha sido copiada en muchas ciudades del mundo.

casa-del-cordon-vitoria

En el paseo por el casco antiguo también hay tiempo para admirar y degustar  toda la riqueza de la gastronomía vasca en pinchos y platos suculentos en los bares, tabernas y restaurantes que jalonan el barrio.En el recorrido, siempre lento, entre  tapas y vinos, se suceden también  palacios y edificios medievales como la Casa del Cordón, la torre de los Hurtado, el Portalón o los palacios de Escoriaza -Esquivel, Montehermoso o Bendaña, que acogen Centros culturales o Museos.

Vitoria_-_Artium_26

Los Museos de Armas, de Naipes o de Bellas Artes son una parte de la amplia oferta cultural de la capital de Euzkadi, a la que ha venido a sumarse recientemente Artium, el Museo Vasco de Arte Contemporáneo. Sin olvidar el arte que se encuentra el visitante en muchas calles del casco antiguo plasmado en paredes y fachadas. Ya existe incluso una ruta muralística vitoriana…

IMG_8183

La ciudad medieval se construyó sobre una colina y para evitar las empinadas calles el ayuntamiento vitoriano ha instalado modernas escaleras mecánicas. Pero en el siglo XVIII para salvar ese desnivel se construyó la calle de los arquillos que unía la vieja ciudad con el ensanche neoclásico que fue creciendo durante el siglo XIX.

2014-01-03 17.30.51

La burguesa ciudad decimonónica se enriqueció con la industria que a lo largo del siglo XX rodeó a la capital alavesa. Y ese poderío se nota en el ensanche del centro de la ciudad. Las casas con miradores acristalados se suceden por las calles peatonales y las nuevas construcciones respetan esa imagen de ciudad que hace de Vitoria-Gasteiz una de las más bellas capitales de provincia de España. Pasear por la ciudad es un placer, pero los vitorianos no se han conformado sólo con éso.

241837_10151033770946206_2101479998_o

La designación de Vitoria como capital de la comunidad autónoma vasca fue otro empujón para el crecimiento de la urbe en las últimas décadas del siglo XX. Pero antes de apostar por el desarrollismo urbanístico incontrolado, algo habitual en España, en Vitoria echaron el resto para hacer de Gasteiz un ejemplo de ciudad verde, habitable y paseable…

Parque_de_la_Florida_Vitoria_Gasteiz

El Parque de la Florida es un parque romántico del siglo XIX, que ha visto cómo en pocos años le acompañan en la oferta paisajística vitoriana muchos más parques. Cerca, está el parque del Prado y a poco más de dos kilómetros escasos se abren las campas de Armentia con la iglesia del patrón de la provincia. Pero ahí no acaban  los parques.

parque_Zabalgana_Vitoria_Gasteiz

La ciudad de Vitoria Gasteiz, con un cuarto de millón de habitantes, es un perfecto ejemplo de ciudad habitable y paseable. Ofrece a los visitantes un envidiable anillo verde que une hasta cinco parques. Al suroeste se halla el de Armentia; al oeste el de Zabalgana con robledales, lagunas y restos romanos y al norte, dos parques que recorren las orillas del río Zadorra y su afluente, el Alegría.

Salburua_Vitoria_Gasteiz

El paseo junto a estos dos ríos conduce al viajero a las lagunas de Salburua, una joya ecológica que abarca doscientas hectáreas de un espacio verde compuesto por varias lagunas, recuperadas después de muchos años dedicadas a campos de cultivo tras ser desecadas. En conjunto, el Anillo Verde ofrece a vitorianos y visitantes más de cuatrocientas hectáreas de naturaleza para conservarla y disfrutarla. Con estos antecedentes, a nadie extraña que Vitoria haya sido elegida capital europea verde en 2012.

bosque_Armentia_Vitoria_Gasteiz

Cómo llegar:

Vitoria-Gasteiz tiene conexiones ferroviarias directas con Donostia-San Sebastián, Madrid, Gijón, Oviedo, A Coruña, Santiago, Barcelona, Zaragoza y las ciudades incluidas en estos itinerarios.Por carretera, se accede a la capital vasca por las autopistas  AP-1 y AP-68, que enlazan con la autovía A-1 y la carretera N-1.

IMG_8181

Itinerario:

El casco antiguo y el centro peatonal de Vitoria-Gasteiz hay que pasearlos tranquilamente, perdiéndose entre las callejuelas, pero una ruta recomendable sería la siguiente:

Vitoria_blanca1

La mejor manera de comenzar la visita es en la Plaza de la Virgen Blanca, centro neurálgico del ensanche y de Gasteiz. Rodeada por edificios con los tradicionales miradores acristalados, la plaza gira alrededor de un conjunto escultórico que rememora la batalla de Vitoria, en la que españoles e ingleses derrotaron a José Bonaparte en su definitiva huida de España en el año 1813

VirgenBlanca-SanMiguel_400x533

Por encima de la plaza se alza la iglesia de San Miguel Arcángel, que se asienta sobre el primer templo de la ciudad pero es un edificio a caballo entre el gótico y el renacimiento. Es una de las iglesias más querida por los vitorianos, porque en su pórtico se sitúa la imagen de la patrona de la ciudad, la Virgen Blanca. En su interior destaca el retablo mayor barroco de Gregorio Fernández, uno de los mejores escultores españoles del siglo XVII.

foto4_16g

Al salir de nuevo al exterior, comprobamos cómo el viejo núcleo estaba sobre una colina. Escaleras y pasadizos comunican la iglesia con la plaza de la Virgen Blanca. Desde aquí baja todos los años el Celedón, el personaje vitoriano por excelencia, que abre las fiestas de la patrona de la ciudad. Cada cuatro de agosto, el muñeco baja desde la torre de San Miguel hasta el balcón que se encuentra al otro lado de la plaza de la Virgen Blanca, donde se convierte en humano y da el chupinazo de las fiestas.

Arquillos600x399

A nuestro lado tenemos además una amplia calle con soportales, los Arquillos, una sucesión de casas escalonados que permitió salvar el desnivel entre la ciudad medieval y la Plaza Nueva, en el ensanche vitoriano. La construcción de esta calle se data a finales del siglo XVIII y comienza justo al lado de la iglesia de San Pedro, en la llamada plaza del machete.

fachada1_VillaSuso_320x427

Se llama así porque en un lateral de la iglesia se conserva un machete sobre el que el Procurador General de Vitoria juraba defender los derechos de la ciudad. A su lado, uno de los múltiples palacios del casco antiguo, el de Villa Suso, reconvertido en sala cultural y de congresos por el Ayuntamiento. Fue construido en el siglo XVI y tiene una forma extraña porque hubo de acoplarse al desnivel de esta zona del casco antiguo y a la muralla que existía en ese lugar.

SanVicente_400x602

Al otro lado de la plaza del Machete, encima de las múltiples escaleras que nos acompañarán en todo el recorrido por el barrio, podemos encontrar a la derecha la enorme iglesia de San Vicente, que se construyó sobre una de las fortalezas medievales. Es un templo del siglo XV, ejemplo del gótico vasco, edificiado sobre un supuesto templo anterior.

palacio montehermoso

Volvemos hacia atrás continuando por la calle Fray Zacarías Martínez.Allí vemos ya restos de la muralla de la ciudad, además de una nevera del siglo XIX encontrada en las excavaciones. Es recomendable reservar una visita guiada a toda la muralla, cuya rehabilitación ha conseguido el premio Europa Nostra 2010. Estos restos se hallan en los jardines del palacio de Montehermoso, una joya renacentista, con un bellísimo patio interior, también reconvertida en centro cultural de la Diputación de Álava con interesantes exposiciones en sus salas y en el anexo depósito de aguas. Enfrente hay una de las escaleras mecánicas que salvan el desnivel con el resto de la ciudad.

IMG_8171

Luego subiremos por ellas, ahora seguimos adelante hasta el Palacio de Escoriaza-Esquibel, un edificio renacentista del siglo XVI con una portada plateresca que da a una plaza, rodeada por los restos de la muralla y por la única puerta que se conserva del recinto amurallado. Por esa puerta descendemos hasta salir de la almendra medieval. En la calle Siervas de Jesús podemos contemplar la Torre de doña Otxanda, estupendo ejemplo de arquitectura civil medieval que es hoy sede del Museo de Ciencias Naturales.

San-Pedro-Apostol_778x517

Siguiendo por la calle hacia la izquierda nos encontraremos con la iglesia de San Pedro, de estilo gótico del siglo XIV, que fue adosada a la muralla medieval, aunque su torre es muy posterior, de estilo barroco.También su portada es neogótica, del siglo XIX. Pero aún se conservan las fachadas originales medievales.

IMG_8197

El templo es monumento nacional y cuenta con interesantes sepulcros, capillas renacentistas y retablos policromados como el de los Reyes Magos del siglo XVI.Al norte de la iglesia, están las escaleras mecánicas que nos devolverán al palacio de Montehermoso.Allí volvemos con el recorrido por la calle hasta desembocar en la catedral de Santa María. 

IMG_8187

Aquí hay que unirse a las visitas guiadas del programa “Abierto por obras”. La entrada se realiza un poco más abajo en una plazoleta con la estatua de Ken Follett, el escritor galés que quedó fascinado por las tareas de restauración de la catedral y usó lo que aprendió de la visita en su novela “Un mundo sin fin”, continuación de “Los pilares de la Tierra”.

catedralsantamaria_vitoria_t0100409.jpg_1306973099

En la visita no sólo conoceremos las labores de arreglo, reforzamiento y restauración de la iglesia, que también han conseguido el mayor premio europeo, el Europa Nostra. También podremos admirar por dentro un edificio gótico que se remonta al siglo XIV, aunque, como en el resto de iglesias de la ciudad, la torre es muy posterior, del siglo XVII. Destaca además la triple portada policromada del templo, con estatuas y relieves.

vitoria_gasteiz_2541031

Al salir de la visita seguimos hacia abajo por la calle y nos encontraremos en la plaza de las Brullerías, que era la salida norte de la antigua ciudad medieval. Tres importantes edificios encontramos debajo de la catedral. En un lado, El Portalón, una vieja posada y casa de postas del siglo XV, que abrió su enorme puerta (de ahí su nombre) a los carruajes hasta la década de los 50 en el siglo XX. Entonces, se reconvirtió en lo que aún es, un afamado restaurante.

TorrelosAnda_fondoCatedral_778x1171

Enfrente, adosado a un lateral de la catedral, se erige la torre de los Hurtado de Anda, otro edificio medieval del siglo XV que formaba parte de las defensas de la ciudad. Está construida, como era habitual en la época, con mampostería en la parte inferior y con madera y ladrillo en la parte superior. El edificio fue restaurado a finales del siglo XX y acoge ahora viviendas particulares.

IMG_8174

Y en la otra esquina se sitúa la casa armera de los Gobeo-Guevara, otra casa señorial del siglo XVI que acogió el primer Museo de Armas y de Arqueología de la provincia en los años sesenta del siglo XX. Está en la esquina de la calle Chiquita, que a la derecha da comienzo a la zona de vinos de la ciudad.

casco-viejo-vitoria

La calle se convierte en la famosa Cuchillería, que agrupa a innumerables tabernas, restaurantes y bares. Es el centro neurálgico de la zona de tapeo vitoriana, donde degustar la perfecta combinación de pintxo-pote, o sea tapa y vino (o cerveza).La gastronomía vasca es bien conocida por todo el mundo y en Vitoria se encuentra lo mejor de esa cocina, junto a los caldos de la rioja alavesa.

IMG_8167

En esta zona, siguen en pie los edificios de la ciudad medieval y así podemos encontrar palacios como el gótico de Bendaña, que acoge el Museo Fournier de Naipes. En 1868, un artesano francés, Heraclio Fournier, se instaló en Vitoria, dando origen a una de las más antiguas empresas del mundo en la impresión de cartas de juego. Anexo a éste, hay otro Museo, el de Arqueología, en un edificio contemporáneo. Los dos forman una oferta museística conjunta bajo el nombre de BIBAT.

Vitoria_-_Artium_01

Siguiendo por la calle Cuchillería, podemos torcer a la izquierda por el cantón de San Francisco para abandonar temporalmente la almendra medieval y dirigirnos a Artium, el moderno museo de arte contemporáneo. Es un edficio inaugurado en 2002 y que ofrece una interesante muestra del mejor arte contemporáneo español, desde Picasso, Dalí y Miró, hasta Tàpies, Saura, Chillida o Barceló. Regresando de nuevo a la calle Cuchillería, y siguiendo nuestra ruta, nos topamos con otro palacio medieval, la Casa del Cordón, del siglo XV, un edificio gótico construido alrededor de la torre  medieval del siglo XIII de los Gaona. También este edificio es un centro cultural de la Caja de ahorros.

la-plaza-de-los-Fueros

La calle Cuchillería y la almendra medieval acaba en los Arquillos y, si seguimos de frente, bajaremos hasta la Plaza de los Fueros, una moderna plaza de 1979 en la que se instaló el “Homenaje a los Fueros” del escultor Eduardo Chillida. Es un espacio de granito rosado en el que se ofrecen desde conciertos a exhibiciones de deporte rural vasco. Estamos ya en pleno ensanche de la ciudad y a la derecha nos encontramos con la Plaza Nueva, llamada así para diferenciarla de la de siempre, la de la Virgen Blanca.

ayuntamiento_vitoria_t0100047a.jpg_1306973099

La plaza Nueva o de España, se construyó a finales del siglo XVIII, cuando la ciudad se expandió por debajo del casco medieval. Es una plaza mayor similar a la de otras ciudades españolas, donde se celebraban fiestas, mercados y corridas de toros. Está dominada por el edificio neoclásico del ayuntamiento de Gasteiz. 

Vitoria_-_Torero

Si volvemos a salir por la entrada a la plaza por la que hemos entrado, nos encontraremos con la calle Dato, una de las múltiples arterias peatonales de esta zona. En el ensanche podemos encontrar edificios modernistas, palacios decimonónicos, comercios con solera como las pastelerías Goya, y estatutas… desde un inmenso caminante hasta un torero cansado sentado en uno de los bancos públicos.

r2_parque_florida_vitoria_t0100033a.jpg_369272544

Girando a la derecha por la calle Florida, iremos a dar precisamente a una de las zonas verdes más antiguas de la ciudad, el parque de la Florida. Este oasis en el centro de Vitoria fue creado en el siglo XIX como un verdadero jardín botánico y cuenta con quiosco de la música, ríos, puentes y una amplia colección de árboles y plantas. A ambos lados del Parque se erige el Parlamento Vasco y la Catedral Nueva, de estilo neogótico.Fue construida a comienzos del siglo XX y es la segunda catedral más grande de España, después de la de Sevilla.

palacio_ajuria_enea_vitoria_s59736739.jpg_1306973099

Desde este Parque parte hacia el Sur el Paseo de la Senda, con interesantes palacios modernistas y Museos. El de Armería, formado con la colección de la familia Fournier, se asienta en un edificio anexo al placio de Ajuria Enea, edificio de comienzos del siglo XX y actual sede del lehendakari , el presidente del gobierno vasco.

museo bellas artes

Enfrente, se encuentra el interesante Museo de Bellas Artes en otro edificio decimonónico. Es un palacete neo-renacentista, que en su interior guarda obras desde la edad media hasta el siglo XX, con firmas de calidad como Ribera, Picasso o Zuloaga.

parque_del_prado_Vitoria_Gasteiz

Si continuamos por este paseo llegamos al Parque del Prado y en dos kilómetros se llega a las campas de Armentia, donde se puede disfrutar de un espeso bosque con quejigos, hayas y encinas además de visitar un ejemplo inigualable del mejor arte románico, la basílica de San Prudencio. Este santo del siglo VI nació en Armentia y es el patrón de la provincia de Alava. Es éste un lugar de peregrinación, que en su día fue una calzada romana y, luego, hito en el camino de Santiago.

0QF_8393-QUINTAS

Para ver los otros parques es necesario el automóvil o el moderno tranvía que recorre Vitoria. Al oeste, está el parque de Zabalgana, restaurado sobre una antigua gravera y que es un auténtico bosque isla en medio de un mar de cultivos. Al norte se sucede el parque fluvial del Zadorra, junto al río que limita por ese lado la ciudad de Vitoria. Es una inmejorable oferta de ocio para los vitorianos que, cuando concluyan las obras de este parque fluvial, será un corredor de trece kilómetros que unirá Zabalgana con el siguiente parque del anillo, las lagunas de Salburúa, donde la fauna ha vuelto a la zona y las aves acuáticas tienen aquí un tranquilo lugar de reproducción. Salburúa dispone de un centro de interpretación, que organiza exposiciones, visitas a pie o rutas en bicicleta.

Olarizu_Vitoria_Gasteiz

Este moderno centro, ubicado sobre el agua, no desentona con otros ejemplos de arquitectura contemporánea del parque como la sede de la antigua Caja Vital, una construcción de acero y cristal que representa el código genético de un organismo vivo al tiempo que recuerda los troncos y juncos del humedal de Salburua.Cerca se halla el parque urbano de Olarizu, enclavado en un cerro y con innumerables senderos. Olarizu, al sureste, cierra el Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz. Claro que dentro del casco urbano de la capital vasca, hay más parques y jardines diseminados en los diversos barrios, como el Parque del Norte, Judimendi, Arriaga o San Martín. Una oferta inigualable para una ciudad única….

miradores

Fotos de Carmen Urbina, José Antonio Mourenza, Turespaña, Turismo de Vitoria, Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, El Correo, José Pablo Larimbe y Quintas.

Anuncios

2 Respuestas a “Vitoria-Gasteiz: la ciudad medieval, paseable, sostenible y verde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s