Ruta por la Toscana (2) : Pisa, Volterra, los etruscos y Leonardo da Vinci

IMG_0072

El tópico acompaña siempre a Pisa, porque su torre inclinada es el símbolo más repetido no sólo de la Toscana sino de toda Italia. La torre se inclinó ya cuando se estaba levantando el tercer piso, poco después de iniciadas las obras en 1173. Y es que el suelo es arenoso, sin la solidez que precisan los cimientos de edificios como éste. Las obras acabaron en 1350 y desde entonces ha ido desviándose poco a poco hasta que a finales del siglo XX estuvo cerrada unos años para acometer las obras que han detenido el proceso de caída.

torre-pisa-vistas

Pero la torre es tan sólo uno de los elementos que componen el Campo dei Miracoli, lamado también Piazza dei Miracoli o Prato dei Miracoli, uno de los escenarios más espectaculares de toda la región que es, con toda la justicia, Patrimonio de la Humanidad.  Una zona que nace en el siglo XI fuera de las murallas, con una iglesia que, con el tiempo, llegó a ser la catedral, pero que adquiere la forma de prado como la conocemos hoy en pleno siglo XIX. El Duomo  o catedral de Santa Maria Assunta fue construido en el estilo llamado románico pisano, que nació precisamente en esta iglesia y fue exportado al resto de la Toscana e, incluso, a Córcega y Cerdeña. 

Battistero_Pisa_interno

El Baptisterio del siglo XII es otro de los elementos de este inmenso parque, dedicado, como todos los baptisterios medievales, a San Juan Bautista aunque éste de Pisa es el más grande de Italia con una circunferencia de más de cien metros. Y un cementerio del siglo XIII con forma de claustro con tierra traída nada menos que de Tierra Santa por las tropas toscanas que participaron en la Cuarta Cruzada, lo que dio lugar al nombre de Camposanto, usado ahora en todo el orbe católico para definir el lugar de enterramiento.

072_p_za_Carrara_Pisa

Pisa fue una potencia martítima entre los siglos XI y XIII, junto a Venecia, Génova y Amalfi, gracias a su intervención en las cruzadas y sus alianzas con el Imperio Bizantino. Esa potencia le permitió conquistar Cerdeña o Córcega. Pero con el tiempo se fue colmatando la desembocadura del Arno, que ahora ya es una marisma que separa definitivamente la ciudad del mar Tirreno  y en el Camposanto aún se conservan las cadenas del antiguo puerto marítimo. Las relaciones comerciales con la peninsula Ibérica y el norte de África trajeron a Pisa ese progreso que se ve en el Campo dei Miracoli.

borgo-stretto

La ciudad medieval aún se puede ver en las murallas que aún resisten el embate del tiempo, en el arsenal de la Citadella, en las calles estrechas y  las pequeñas plazas de los antiguos barrios marineros siguiendo el curso del rio, o en iglesias como la joya románica de San Michele in Borgo. El Renacimiento, ya en manos toscanas, se demuestra en los edificios civiles que dan cuenta de las épocas de esplendor de Pisa, como la misma Piazza dei Cavalieri con estatuas, palacios y la iglesia de los Caballeros de San Esteban, una orden medieval de origen toscano promovida por los Medici.

lungarni in 3d-2

Pero es, en la orilla del río, donde se exhiben palacios de esa época. Son los llamados Lungarni, los paseos que con distintos nombres se suceden en ambas partes del Arno y que ofrecen palacios, iglesias,Museos o centros universitarios herederos del Studio Pisano de los tiempos de Lorenzo de Medici . Es el lugar de esparcimiento histórico de la ciudad y, además, escenario de otras dos joyas, como Santa Maria della Spina, una de las obras maestras del gótico italiano, y San Paolo Ripa d’Arno, que remonta su origen al siglo X .

Livorno_FossoReale

En la costa, están las playas, la Marina de Pisa, y más al sur, Livorno, el segundo puerto más importante del pais que sustituyó a Pisa como salida de los productos toscanos  y que, desde el siglo XVIII,  creó una serie de canales en una zona llamada justamente Venezia Nuova.

porto capri capraia  paolo barile

Livorno es, también, la puerta de entrada a las islas de esta región italiana. El Archipiélago Toscano consta de siete islas, la mayor de las cuales es Elba, pero dos de ellas, a caballo entre Livorno y Córcega, pertenecen a esta provincia. Des de el puerto livornés se puede acceder a Capraia y desde ella a Gorgona. Las dos son buenas productoras de las consideradas mejores anchoas del pais.

volterra_piazzadeipriori

Ya en el interior, nos topamos con Volterra, enclavada en un alto desde el que se domina toda la zona. Algo habitual en los pueblos medievales toscanos, acostumbrados a guerrear continuamente entre ellos o contra invasores franceses, españoles o austríacos. Pero Volterra tiene detrás una larga historia, que tiene su cumbre cuando fue una de las principales urbes de Etruria, el mundo de los etruscos que cayeron ante el empuje de los romanos. Se llamaba entonces Velathri y sus murallas aún se pueden ver y traspasar por la Porta all’Arco.

450px-Museo_guarnacci,_ombra_della_sera_03

En toda la región hay vestigios de este pueblo que habitó desde la Lombardía hasta el Lazio y fue una potencia en el Mediterráneo occidental. Era una sociedad muy jerarquizada pero la mujer tenía una libertad nunca vista posteriormente. Su arte funerario es sorprendente y dio pautas para los bustos romanos, por ejemplo. El Museo Etrusco Guarnacci nos ofrece ejemplos maravillosos de ese arte, quizá los mejores, como la estatuilla Ombra della sera, la figura estilizada que encontró un campesino en el siglo XIX y se usó como atizador del fuego hasta que se descubrió su valor. Parece una pieza de Giacometti si no fuera porque le separan más de dos mil años. La tradición artística se ha mantenido en esta localidad, famosa por el alabastro blanco, con el que muchos artesanos aún elaboran estatuas y otras piezas.

Empoli_central_square

Volviendo al valle del Arno, la pequeña población de San Miniato recuerda las continuas luchas entre los imperiales y los papales y permite una vista estupenda del valle. La ciudad del vidrio Émpoli guarda algún monumento de interés, y al otro lado del río está la pequeña población de Vinci, donde nació, precisamente, el gran Leonardo, quizá uno de los mayores genios de la Historia. Fue pintor, dibujante, inventor, escritor….. un hombre completo en una época en la que todo se puso en cuestión y el mundo avanzó en un siglo más que en los quinientos años antes….el Renacimiento.

vinci-2

Cómo llegar:  

El aeropuerto de Pisa-Galileo Galilei está a pocos kilómetros de la ciudad y  posee conexiones con Barcelona, Girona, Fuerteventura, Gran Canaria,Madrid, Santander, Sevilla, Tenerife o Valencia. Desde este aeropuerto hay autobuses que lo unen a las estaciones de ferrocarril de Pisa o Florencia, al centro de estas ciudades o a otras de la región.Al aeropuerto de Firenze-Amerigo Vespucci llegan vuelos de Madrid, Barcelona o Ibiza. Cada media hora hay autobuses que acercan al viajero a la estación central de trenes de Florencia.Desde Florencia hay también autobuses a las localidades de esta ruta. Pero el alquiler de un vehículo es la mejor opción para recorrer la geografía toscana. Un consejo: hacer en la carretera lo mismo que los italianos, aunque nos sorprenda, siguiendo el refrán español de “donde fueres, haz lo que vieres”.

IMG_0088

Itinerario:

IMG_0110

Lo primero que hay que ver en Pisa es, claro está, el Campo dei Miracoli. Empecemos por la torre. En su pie hay un friso que indica la fecha de comienzo de su construcción y refleja los barcos pisanos que eran la potencia de esta ciudad. La torre está formada por ocho pisos, seis de ellos con galerías, que se comunican con la escalera central a través de puertas.

imágenes-torre-de-pisa-campana

Un campanario remata la torre que en ese punto llega a alcanzar los cincuenta y cinco metros de altura. Conviene reservar antes de ir a Pisa la entrada a la torre, porque está restringida la entrada diaria a este monumento sin igual. Claro que, la mayoría, se conformará con hacer la consabida foto sujetando la torre. Conseguir hacer esa foto a la primera entre los miles de turistas es una de las labores más difíciles del mundo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Duomo de Pisa tiene una bella fachada del siglo XII, de cuatro pisos con arcadas ciegas e incrustaciones de mármol con figuras de flores y animales. Dicen que éste es uno de los ejemplos de la influencia árabe en el románico pisano y, por extensión, toscano.

IMG_0104

 Los muros están recubiertos con mármol de Carrara, un producto de la región.La catedral mide cien metros de largo y treinta de alto. Las puertas de la fachada están realizadas en bronce en el siglo XVII y sustituyeron a las originales destruidas en un incendio. De las originales sólo queda la Porta de San Raniero, frente a la Torre, realizada a finales del siglo XII por Bonanno Pisano, con clarísima influencia árabe.

Duomo_di_Pisa,_interno_1

El interior está revestido de mármoles  negros y blancos  y de mármol también era el suelo original del siglo XI, que se ve debajo de la cúpula. El ábside tiene un mosaico del siglo XIV atribuido a Cimabue y la cúpula ofrece unos bellos frescos del siglo XVII.También encontramos columnas de granito en estilo corintio provenientes de la mezquita de Palermo, otro de los botines de guerra de los pisanos en su época de poderío naval.

GPisano-PulpitoPisa

Pero hay un elemento que destaca en el interior de la catedral pisana y es el púlpito. Es obra de Giovanni Pisano y contiene nueve escenas del Nuevo Testamento así como figuras que representan las virtudes cardinales. Sobrevivió al incendio del Duomo de fines del siglo XVI y fue desmontado y vuelto a encajar en el siglo XX. Algunas de sus piezas originales no usadas después se exponen ahora en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York. 

 

CampodeiMiracoliPisa_edit

El Baptisterio tiene forma circular y se sitúa frente a la catedral con otra fachada igual de rica en decoración que la del Duomo. Dispone de dos pisos con galerías y desde la superior se admira una visión muy completa de todo el Campo dei Miracoli. Se comenzó en el siglo XII inicialmente en estilo románico y se terminó dos siglos después con la galería, el piso superior y la cúpula ya en estilo gótico. En su interior, sencillo y con excepcional acústica, destaca un púlpito de mármol del siglo XIII de Nicola Pisano, padre del autor del púlpito del Duomo. Contiene bajorrelieves con escenas de la vida de Cristo y tiene también cierto influjo de la escultura clásica que anuncia ya el próximo Renacimiento.

Pisa_camposanto_interior

Sin abandonar el Campo, podemos visitar el Camposanto, un grandísimo claustro en estilo gótico florido, con un muro externo de más de cuarenta arcos ciegos. El interior está flanqueado por sarcófagos romanos y con frescos del siglo XIV en sus paredes, dañados por los bombardeos aliados de 1944. Parece ser que el origen del edificio era una iglesia y con el tiempo se le dio este destino.

BenQ Digital Camera

Delante del Duomo se alzan dos interesantes Museos. En el Museo delle Sinopie se exhiben las sinopias o dibujos preparatorios de los desaparecios frescos del Camposanto y se explica el proceso de este tipo de pinturas. Se ubica en el antiguo  Spedale di Santo Spirito del siglo XIII. Y en el Museo dell’Opera del Duomo , que nació en el siglo XII como casa de canónigos,  se pueden admirar obras etruscas, romanas, estatuas y pinturas medievales, además de piezas provenientes del botín en tierras musulmanas como un hipogrifo de bronce del siglo X.

pisa-palazzo

Entre el Campo dei Miracoli y el rio Arno se encuentra el barrio estudiantil de Pisa y no hay que olvidar que de la Universidad de esta ciudad salió nada menos que Galileo. En esta zona está la Piazza dei Cavalieri como su centro neurálgico. Aquí se ubicaba el foro romano y aquí decidió Cosme I de Medici instalar el cuartel general de la Orden de los Caballeros de San Esteban. El Palazzo dei Cavalieri y su vecina iglesia de Santo Estefano dei Cavalieri son las sedes de esta Orden y fueron realizadas por Vasari, el arquitecto de los Medici florentinos, que conquistaron esta ciudad en el siglo XVI.

Pisa.Cosimo_de_Medici

Otro palacio, el Palazzo dell’Orologio, conserva la prisión medieval de la ciudad, donde murieron todos los varones de la familia del conde Ugolino, alcalde de la ciudad, acusado en el siglo XIII de traición y emparedado con sus hijos y nietos.

Chiesa di San Michele in Borgo  Pisa

En dirección al Arno nos podemos encontrar también la bellísima iglesia de San Michelle in Borgo, con una fachada del románico pisano aunque con influencias ya góticas. En la pared se pueden leer escritos del XVIII para la elección del rector de la Universidad, algo así como pasquines electorales de la época…

Arno

Junto a la orilla del rio Arno, lo que se llama Lungarno, se suceden palacios medievales como el Palazzo Medici , que fue antes propiedad de los Appiano, los señores de Pisa; el Palazzo Reale, que alberga el Museo Nacional con una importante colección de arte moderno del fondo del Gran Ducado de Toscana; el Palazzo Gambacortti que cobija el ayuntamiento pisano y en el convento gótico de San Matteo se instala el Museo Nazionale di San Matteo, el Museo más importante de la ciudad que ofrece estupendas muestras del arte pisano y florentino de la Edad Media y el Renacimiento.

Maria_della_Spina

Y en orilla sur del rio hay dos espléndidas iglesias. Santa Maria della Spina , del siglo XIII, es una pequeña iglesia gótica rectangular con mármol policromado y con pináculos y hornacinas de santos y apóstoles situada junto al rio.  En el siglo XVIII fue desmontada y ensamblada de nuevo en un nivel más alto para protegerla de las avenidas del Arno. Se erigió como un modesto oratorio para custodiar la reliquia de una de las espinas de la corona de Cristo. Aún se puede ver en su interior el tabernáculo del siglo XV que alojaba ese objeto. El interior, sencillo, cobija también una Madonna gótica, esculpida por la familia Pisano, que llenó la ciudad con su arte.

San_Paolo_ripa_d'arno,_pisa,_04

La otra iglesia es San Paolo a Ripa d’Arno, otra joya que tiene su origen en el año 952 y que en el siglo XII se agrandó con el estilo románico pisano. Su fachada es una obra maestra de este estilo, con el tradicional mármol polícromo y tres pisos de arcos ciegos.

cappella di sant'agata

Al lado, dispone de una auténtica originalidad. Es una capilla dedicada a Santa Ágata, de estilo románico y de forma  octogonal con un tejado piramidal de clara influencia islámica. Un ejemplo de las relaciones comerciales que estableció la potente armada pisana en todo el Mediterráneo.

torre guelfa

Por el Ponte della Cittadella se llega al otro lado del río donde estaba la Ciudadela, la fortificación en el extremo de las murallas de la ciudad hacia el mar. Aquí estaban varadas las naves pisanas y de los aresenales de la República y la época de los Medici aún resta la Torre Güelfa del siglo XV, construida por los florentinos cuando ocuparon la ciudad. Los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial destruyeron la torre que fue escrupulosamente restaurada. Desde lo alto de la torre se dispone de una vista espléndida de la ciudad y el río Arno, eje histórico de la vida no sólo pisana sino toscana.

marina di psa

Desde Pisa a la costa encontramos el Parco Naturale di San Rossore, lleno de marismas y pinos y en la playa la Marina di Pisa, justo en el lugar en el que, ahora, confluye el Arno con el Mar Tirreno. Es una zona turística repleta de casas y villas estilo art nouveau. Toda la zona costera está repleta de playas de arena, porque éste ha sido siempre un lugar de turismo masivo de la región desde el siglo XIX con balnearios, hoteles y casas de veraneo.

san piero a grado

Por la carretera que va a Livorno, volviendo al interior, está una hermosa iglesia, San Piero a Grado, una joya románica del siglo XII sin fachada, con ábsides a ambos lados, capiteles romanos y frescos en el interior. Dicen que aquí desembarcó San Pedro para hacer su labor de apostolado en tierras italianas en el año 42 de nuestra era. Y es que, aunque ahora esté a siete kilómetros del mar, entonces estaba en la desembocadura del Arno en el mar.

4mori_tacca_livorno

Livorno, más al sur, es el puerto principal de la Toscana desde el siglo XVI. Fue puerto franco y éso hizo que hasta aquí llegaran todos los perseguidos de las minorías del continente. Los bombardeos de la segunda guerra mundial han destrozado buena parte de los edificios de la ciudad, como el Duomo, del siglo XVI, del que sólo queda el pórtico.Destaca la Fortezza Vecchia, en el puerto, y enfrente la Piazza Micheli con una estatua del Duque Fernando I y cuatro esclavos moros a sus pies, que recuerda también el mercadeo de esclavos que enriqueció a esta ciudad. A visitar también la zona de Venezia Nuova, un barrio de canales diseñado en el siglo XVIII.

gorgona adelia rumanato

Desde el puerto de Livorno salen ferris a una de las islas del Archipiélago Toscano, Capraia, a sesenta kilómetros del continente pero sólo a treinta de Córcega.  Es una isla volcánica, que produce buen vino en sus laderas. La cima no llega a los quinientos metros y sólo hay una población, donde se pescan excelentes anchoas, según los toscanos. Fue fortificada por los genoveses, ocupada por Nelson y hasta finales del siglo XX fue penal. Desde aquí se organizan también viajes a la otra isla del archipiélago que pertenece a Livorno. Es Gorgona, otro penal en este caso agrícola, donde también se pescan (y se degustan) excelentes anchoas.

10_volterra_3

Por la carretera de la costa se sigue hacia el sur y luego se tuerce a la izquierda hacia Volterra, encaramada en un cerro.Aún se conservan los restos de los siete kilómetros de murallas etruscas de lo que fue en su día Velathri, del siglo IV antes de Cristo.  De la misma época es una de las puertas de la muralla,  la Porta all’arco el principal acceso por el sur. Está formada por grandes bloques de basalto, distinguiéndose unas cabezas , dicen que de dioses etruscos pero ya irreconocibles. 

Volterra_20120526_UrnaSposi

Donde mejor se conoce la cultura etrusca es en el Museo Etrusco Guarnacci, creado en 1761, que contiene nada menos que seis centenares de urnas cinerarias de esa civilización, halladas en las tumbas de la zona.  La orfebrería y el arte funerario en terracota fueron las piezas maestras del arte estrusco. Destaca la urna El matrimonio, por el realismo de una pareja madura reclinada, del año 500 antes de Cristo.

HPIM0725.JPG

Los romanos fueron los siguientes ocupantes de Volterra. Cabe decir que los etruscos colaboraron con los romanos durante mucho tiempo, recibiendo la ciudadanía romana. Pero el apoyo a Mario en su guerra contra Sila, el vencedor, ocasionó la devastación de la ciudad, que ya no se recuperó del todo. De esa época quedan vestigios importantes como el Teatro Romano. Se construyó a finales del primer siglo de nuestra Era en un terreno en pendiente en analogía a los teatros griegos. El escenario tenía 36 metros con dos pisos y columnas de más de dieciséis metros. En este coliseo cabían tres mil quinientos espectadores.

volterra priori

En la Edad Media, el poder civil edificó el Palazzo dei Priori, en el siglo XIII, que dicen que sirvió de modelo para el Palazzo Vecchio de Florencia. Los priores eran los ancianos que dirigían la ciudad, llamados después Defensores del Pueblo. Es un edificio de piedra, con una fachada decorada con los escudos de las familias florentinas, los dueños de la ciudad desde el siglo XV. Hoy es el ayuntamiento y está enclavado en la plaza del mismo nombre, que también posee una bella torre, de la misma época, la Torre del Porcellino, nombre que se debe a la imagen de un cerdo que se halla en la base.

volterracastle

De la época de esa dominación florentina, queda en pie también la Fortezza Medicea, construida en el punto más elevado de la ciudad. La fortaleza tiene dos cuerpos unidos por altos muros defensivos. Por un lado, está la Rocca Vecchia, del siglo XIV, y por el otro, la Rocca Nuova, de un siglo más tarde. Hoy es una cárcel y, evidentemente, no se puede visitar, sino admirar desde el exterior.

DUOMO VOLTERRA

El poder religioso de la misma época erigió el Duomo, cuyas obras comenzaron en el siglo XIII y acabaron en el XV. De la época románica aún se conservan los relieves que decoran el púlpito y la talla de El descendimiento de la cruz en el altar mayor. La catedral rebosa de piezas interesantes de los siglos  XIV y XV. Más obras de esta época encontramos en el adyacente Museo d’Arte Sacra y en el Museo Civico e Pinacoteca. Este Museo está albergado en el Palazzo Minucci-Solaini del siglo XV y ofrece al visitante importantes obras del siglo XV y XVI, como la imprescindible obra El descendimiento de la Cruz de Rosso Fiorentino, obra maestra del manierismo.

Collegiata_d'empoli

Seguimos por la carretera por la que hemos venido hasta enlazar con la carretera nacional que viene de Siena. La tomamos a la izquierda para dirigirnos a Émpoli. Esta ciudad industrial, que fabrica vidrio y prendas textiles (como otras ciudades del valle), tiene varios puntos de interés: la  porticada Piazza Farinata degli Uberti acoge casas del siglo XII, la iglesia de Sant’Andrea con su fachada de mármol balnco y negro, la iglesia de Santo Stefano guarda frescos y estatuas del siglo XV y el Museo della Collegiata de Sant’Andrea dispone de una serie de importantes obras renacentistas.

san-miniato

Desde allí volveremos por la carretera de Florencia a Pisa para ver San Miniato.La Rocca es el castillo del siglo XIII que  mandó construir Federico II, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Este pequeño pueblo se sitúa en un alto y su situación privilegiada fue aprovechada por el emperador en sus largas luchas contra el Papado por afianzar un poder terrenal cada vez más grande, las famosas luchas entre güelfos y gibelinos. Desde sus restos en lo alto del pueblo, se admira una gran vista del valle del Arno.

Duomo_San_Miniato

En San Miniato sólo queda en pie la fachada del siglo XII del Duomo, junto al que se levanta el Museo Diocesano con obras del siglo XV  y destaca el Seminario del siglo XVII con su portada decorada en la Piazza della Repubblica , donde hay también casas medievales restauradas.

iglesia-santa-croce-vinci

Desde allí por carreteras secundarias buscaremos Vinci, la patria de Leonardo. Esta pequeña población no tiene más interés que el ser la cuna de Leonardo da Vinci, que nació aquí en 1452. Cinco siglos después se restauró el castillo del siglo XIII de la localidad para albergar el Museo Leonardiano, con maquetas, bocetos, dibujos y objetos de los múltiples inventos de este genio renacentista.En la iglesia del pueblo, la de Santo Stefano, se guarda la pila bautismal donde fue bautizado Leonardo y a dos kilómetros, en la aldea de Anchiano, se encuentra la casa donde realmente nació, una humilde y austera granja de piedra.

296_Casa di Leonardo da Vinci 2

Fotografías de Abilio y Ángela Jorge, José Antonio Mourenza, Jarda Vanek, Paolo Barile, Adella Rumanato, elrincondesele.com, Corrado Bernardeschi, Óscar Ugarte, Joanbanjo, Turismo de Pisa

Anuncios

Una respuesta a “Ruta por la Toscana (2) : Pisa, Volterra, los etruscos y Leonardo da Vinci

  1. Bueno, bueno, Molanti, ¿de dónde sacas tiempo para tanto viaje? Esta zona de Italia la visité en parte hace años, pero no me disgustaría volver y completar la visita siguiendo tus indicaciones.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s