Sierra de Aracena: jamón, bosques, senderos y las minas de Riotinto

higuera JABDULILA

Andalucía es una tierra verde. Muchos, desde fuera, piensan lo contrario. Sierra Morena, la puerta de entrada a Andalucía desde la Meseta, es el primer saludo de la exuberante vegetación que nos espera en muchos sitios de esta inmensa parte de la península Ibérica. Al oeste de Sierra Morena, en el norte de la provincia de Huelva se extiende un enorme Parque Natural, el de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Son casi doscientas mil hectáreas y casi una treintena de municipios  los que engloba el Parque. Al oeste, existen otros dos Parajes Naturales: el de las Peñas de Aroche y  el de la Sierra Pelada y la Rivera del Aserrador. Y al este, entrando en la provincia de Sevilla, el Parque , que no entiende de fronteras, continúa bajo el nombre de Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla. El Centro de Interpretación del Parque se ubica en Aracena, en el edificio del Cabildo o antiguo ayuntamiento de la localidad, del siglo XVI.

linares TaMERLAN7

La Sierra de Aracena contiene muy diversos ecosistemas, desde los bosques a las dehesas. El Parque se caracteriza por poseer una extensa masa forestal, una alta pluviosidad y un clima suave. La riqueza forestal y vegetal es inmensa: aquí podemos encontrar castaños, encinas, alcornoques, quejigos, jara, lentisco, coscojas, cornicabras, zarzaparrillas, pino negro, pino piñonero, madroños, robles, sauces, alisos y fresnos, entre otras especies. Andalucía es la zona europea con mayor diversidad de setas y trufas, con cerca de cuatro mil especies. Y la Sierra Norte de Sevilla y la de Aracena, que constituyen un único sistema, acumulan la mejor oferta micológica de España. Además, el Parque ha creado una treintena de senderos en unas rutas admirables que unen los diferentes pueblos de la sierra entre paisajes de ensueño, sumando un total de nada menos que setecientos kilómetros. 

CORTEZA PEPE NOGALES

La Sierra tiene unos bosques frondosos, surcados por ríos que descargan el agua de las montañas por torrentes, riachuelos y regatos que finalizan en las innumerables fuentes de las localidades. La red fluvial se recoge en tres cuencas hidrográficas: la Rivera de Huelva en la Cuenca del Guadalquivir; los ríos Caliente, Múrtigas e Ingenio en la Cuenca del Guadiana y las Riveras de Linares y Santa Ana en la Cuenca del Odiel. En la zona, además, hay varios embalses y pantanos. Con el agua, hay vida y vegetación que da alimento a nutrias, gatos monteses, ginetas, comadrejas, garduñas, tejones, meloncillos, zorros, jabalíes, ciervos, cigüeñas negras, águilas reales, águilas culebreras, azores, halcones, milanos negros, milanos reales, buitres negros, cernícalos o búhos reales. También se han avistado linces ibéricos en la zona.

porcino dehesas

Y en las dehesas campa a sus anchas el animal más venerado de esta zona, y de toda España si me apuran: el cerdo ibérico. Ese tótem de la gastronomía y cultura hispánica que retoza libremente entre encinas, engordando de forma natural con las bellotas que caen al suelo (lo que se llama la montanera) y criando uno de los productos que más une a todos los españoles, sea cual sea su origen o su postura frente al país: el jamón. No olvidemos que en medio del Parque está Jabugo, patria de la industria jamonera.  

aracena xabier g.capeáns

Ésta es una tierra de frontera.  La Sierra fue musulmana durante siglos, pero la reconquista de estas tierras por parte del rey de Portugal motivó continuos enfrentamientos entre lusos y españoles, como el llamado Conflicto del Algarve que se solucionó a través de muchos tratados que fijaron a la Sierra de Huelva dependiendo del Reino de Sevilla. En esos tiempos convulsos se formó la Banda Gallega, una línea defensiva formada por varios castillos como los de Santa Olalla, Cumbres Mayores o el reconstruido de Aroche. Se llama Banda Gallega porque ese cinturón defensivo fue repoblado con gente venida de Léon, Asturias y Galicia. Aún hoy, los castillos son una de las imágenes más repetidas en el recorrido por la sierra. Pero Portugal siempre está presente en la zona. La carretera nacional que atraviesa el Parque llega hasta el vecino país, con Rosal de la Frontera como último pueblo onubense y español. Allí por cierto estuvo unos días el poeta Miguel Hernández, cuando tras huir al final de la Guerra Civil, fue apresado y devuelto por la dictadura lusitana a su régimen hermano, el franquista, que consiguió que el gran poeta muriera en la cárcel al poco tiempo.

IGLESIA ASUNCION JOSE LUIS FILPO

Pero, aparte de castillos, sobre la fisonomía de los pueblos destacan las iglesias construidas con el avance cristiano en la reconquista de Al Andalus para los reyes de Castilla (y también de Portugal, como hemos dicho más arriba). Muchas veces, como ocurría en el resto del pais, esas iglesias ocupaban el recinto de antiguas mezquitas (en algún caso, hasta sinagogas) y erigían enhiestas torres con sus campanarios para resaltar el poder religioso que se asentó en el territorio a partir de la derrota musulmana.

CALLE JAVIER NIETO

Y si hay algo que destaca en la Sierra son los núcleos urbanos cuidados, hermosos como todos los pueblos andaluces (sin duda, los más bellos de España). Cualquier población de la Sierra recibe al visitante con sus casas encaladas, ventanas enrejadas, balcones de forja con flores inundando el paisaje de color y calles empedradas. Muchos de ellos han recibido premios por su cuidado esmerado y siguen orgullosos mostrando lo mejor para quienes se acercan a la Sierra de Aracena. La importante presencia del agua en casi todos los pueblos se demuestra por las fuentes y lavaderos, imagen imprescindible en toda la comarca. Fuentes y lavaderos que no sólo han sido servicios públicos sino lugares de reunión social para todas las edades.

cueva de la mora

Estamos en el norte de Huelva, pero hasta el siglo XIX esta zona pertenecía a Cádiz. Con la creación de la nueva provincia, se gestó un progreso económico sin parangón.  Una economía que, además de la ganadería porcina o la industria del corcho, se ha basado históricamente, en buena parte, en la minería. Y es que, desde siempre, el subsuelo guardaba tesoros. Los romanos ya lo sabían cuando explotaron sus minas e hicieron pasar por esta zona la Ruta de la Plata. Grutas y cuevas son reclamos turísticos de Aracena y otras localidades, pero en la antigüedad se explotó todo mineral que se hallaba en las oquedades de la tierra.  

minas rio tinto POTOKA

Las compañías inglesas fueron, al final, las que modernizaron la minería ancestral que pervivía en este rincón de España, abriendo las Minas de Riotinto. Aunque en la Sierra aún quedan restos de antiguas instalaciones mineras, cuando se habla de esta industria en Huelva se habla, con mayúsculas, de Riotinto. Durante casi cien años, los ingleses explotaron las minas de las que se extraía cobre para la exportación a todo el mundo a través de una línea férrea que llevaba directamente el mineral al puerto de Huelva. Desde los años cincuenta del siglo XX, las minas pasaron a manos del Estado, con diversas compañías encargadas de su explotación hasta el cierre en el año 2001. 

casas ingleses

Ahora se puede admirar el paisaje lunar que ha quedado tras el desmantelamiento de la industria, la paleta de colores que inundan el Río Tinto y también la sociedad dual que crearon los ingleses en la localidad: los lugareños en sus casas pobres, mientras los jefes británicos vivían en una lujosa colonia, separada física, social y económicamente de sus empleados… Algunos les perdonan esos pecados de soberbia imperialista porque, en su aburrimiento entre los bárbaros del sur, comenzaron a jugar a un deporte que trajeron de su país.  Era 1878 cuando se fundó el Riotinto Football  Club y, once años después, nacía el Huelva Recreation Club, germen del Recreativo de Huelva, el club más antiguo del pais. Con el tiempo, en España arrasó el deporte entre la gente, que lo llamó  balompié para españolizarlo sin suerte porque al final se quedó en el inglés fonético convertido en el español fútbol. La venganza fue que, cien años después, los españoles jugaban mejor a ese deporte que los inventores, que, incluso, contrataban hispanos para sus clubes… 

CHIMENEAS CHICHARERAS MIGUEL ANGEL MATO

Cómo llegar:

En coche, se llega a la Sierra de Aracena desde el norte por Extremadura a través de la N-435, igual que desde el Sur, desde la costa de Huelva. Por el este, provincia de Sevilla, y por el Oeste, Portugal,  otra carretera nacional atraviesa el Parque, la N-433. En tren, hay un Intercity Madrid-Huelva que pasa por Almonaster y Jabugo. Otras estaciones cercanas son Sevilla, desde la que se accede a Huelva por tren, aunque es más cercano hacerlo por carretera, la A-66 hacia el norte y luego la N-433. Desde Sevilla y Huelva hay autobuses diarios a Aracena, capital de la Sierra. 

higuera de la sierra J.CASILLAS

Itinerario:

MVC090890081CumbresdeSanBar

Por la N-435 llegamos a Huelva desde el Norte y a la derecha accedemos a Cumbres de San Bartolomé por la HV-2111. Como su nombre indica, está en las cumbres de la Sierra con unas envidiables vistas. Tiene también un gran patrimonio con una iglesia gótica, del siglo XIV, la de San Bartolomé, con tallas de los siglos XIII y XIV. Destacan asimismo los restos del castillo o muralla del pueblo, del siglo XIII (hoy convertido en una rectangular plaza de toros), la fuente de la villa junto al lavadero y la Casa del Cura, un edificio de finales del siglo XIX.

040310CumbresMayoresB

Volvemos por la misma carretera, atravesamos la N-435 y llegamos a Cumbres de Enmedio, con una importante iglesia, la de San Pedro, del siglo XVIII. Seguimos por esa misma carretera y llegamos a Cumbres Mayores. Destacan sus fiestas del Corpus Christi, que duran cinco dias y que se remontan al siglo VIII y que tienen en sus danzas de la Esperanza y el Santísimo su imagen más significativa. El pueblo se erige en las alturas con su imponente Castillo de planta poligonal de ocho lados con otras tantas torres y cuatrocientos metros de muralla, en cuyo interior vivió la población durante siglos.  Al lado, la iglesia de San Miguel Arcángel, con un retablo barroco y una colección de plata mejicana, del siglo XVIII. Del Convento de las Clarisas, destruido en el siglo XIX, sólo queda una espléndida portada de granito.

almonaster_la_real SOGAL

Volvemos a la N-435 y nos dirigimos al Sur, hasta casi el límite del Parque. Allí, tomamos a la derecha la A-470 llegamos a Almonaster la Real,  municipio declarado Conjunto Histórico-Artístico, no sólo por su rico patrimonio sino por la buena conservación de calles y casas. Dicen que el origen del pueblo se remonta a la época visigótica y en época árabe, la localidad estaba rodeada de una muralla y contaba con un castillo, del que quedan restos que cobijan en su interior la mezquita, una ermita y la plaza de toros.  La religión dejó importantes tradiciones como las coloridas fiestas de la Cruz en mayo. 

mezquita-de-almonaster-la-real JESUS SANCHEZ GONZALEZ

La mezquita es el único ejemplo de templo islámico que se conserva en la Sierra y una de las pocas mezquitas rurales que existen en España.Se encuentra en el interior del recinto del castillo y está anexa a una plaza de toros.  Se construyó sobre una basílica visigoda del siglo V y conserva la estructura tradicional islámica, con fuente o patio de abluciones; sala de oración, con cinco naves y arcadas y mihrab. En época cristiana, se le añadió un ábside y un pórtico exterior.

mezquita-Almonaster

Destaca también la iglesia de San Martín, comenzada a finales del siglo XIV, en estilo gótico-mudéjar y con la única portada  de estilo manuelino de España. El templo consta de tres naves, que recorre por encima el coro, una cabecera poligonal, capilla mayor con bóveda y tres portadas. A veinte kilómetros del pueblo está la ermita mudéjar de Santa Eulalia, construida sobre un torreón funerario romano y con unas interesantes pinturas al fresco del siglo XIV. En las afueras se accede a la carretera de subida al Cerro de San Cristóbal, de más de novecientos metros de altura, la segunda cima del Parque Natural y un excelente mirador.

cortegana turismo de la sierra

Seguimos adelante por la carretera que nos traido a Almonaster y llegamos a la N-433. Vamos hacia la izquierda y llegaremos a Cortegana, La localidad destaca, sobre todo, por el castillo medieval construido en tiempos de Sancho IV. Se conserva en muy buen estado, con un recinto exterior y una fortaleza en forma rectangular y seis torres. Se puede visitar y, además, en agosto es el escenario de las Jornadas Medievales de Cortegana. En el caso urbano sobresale también la iglesia parroquial del Divino Salvador, construida en el siglo XVI en estilo gótico-mudéjar. El campanario es de ladrillo rematado por azulejos y data del XVII. En el mismo pueblo nace el río Chanza; lo hace en una fuente construida en el siglo XIX y que sirvió también de abrevadero y lavadero.


turobriga turismo de la sierra de aracena

Por la N-433 se llega hasta Aroche. Su origen se remonta a la época romana, cuando aquí cerca se asentaba Turobriga, que vigilaba las minas cercanas. Es el único asentamiento romano excavado en la provincia de Huelva y sus hallazgos se pueden ver en el Museo Arqueológico de Aroche, Sobre los restos de esa ciudad romana, se construyó la ermita mudéjar de San Mamés, que conserva frescos del siglo XIV. Turobriga sirvió también de cantera para el castillo de Aroche, que se construyó en el siglo XII en época islámica. Portugal y Castilla conquistaron en diversas ocasiones la localidad hasta que, a finales del siglo XIII ,gracias al Tratado de Alcañices, Aroche, junto con Aracena, vuelven al Reino de Castilla.

aroche ayto

La muralla artillera se remonta al siglo XV, pero su función primordial fue de defensa en el siglo XVII en la Guerra con Portugal, que finalizó en 1668 con la independencia lusitana y la fijación de las actuales fronteras con España. El castillo de Aroche alberga la plaza de toros desde comienzos del siglo XIX. El conjunto urbano ofrece también al visitante la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XV, aunque el edificio fue construido sobre otro del siglo anterior, del que se conservan algunos restos. Combina los estilos gótico, mudéjar y renacentista.

pelada

Dos parajes se hallan junto a Aroche. Las Peñas de Aroche son más de doscientas hectáreas de media montaña, llenas de jaras. Se encuentran en la zona muchas especies animales como el buitre negro, águilas, milanos, cigüeñas o tórtolas, así como nutrias, jabalíes y algún lince. Las Peñas están al Sur del municipio y fuera de la Sierra de Aracena, por lo que no hay que confundir con los Picos de Aroche, unas montañas que están al norte de la población  y dentro del Parque.  Por otra parte, el Paraje Natural Sierra Pelada y Rivera del Aserrador se extiende por doce mil hectáras y cuatro municipios y cobija a la colonia reproductora de buitre negro más importante de Andalucía y una de las más importantes de Europa. Es una zona montañosa con eucaliptos, pinos, chopos, fresnos, alisos, sauces y dehesas de encinas y alcornoques.  Además del buitre negro, hay águilas, zorros, tejones, gatos monteses, comadrejas o ciervos.

 

ayuntamiento-jabugo-6917845 CANARINA

 Volvemos por la N-433 y desde allí, a la derecha por la HV-1172 llegamos a Jabugo, localidad de importancia histórica porque cuenta con el yacimiento arqueológico más importante de la Sierra, la Cueva de la Mora, a dos kilómetros de la localidad, y donde se han hallado restos de hace más de siete mil años de antigüedad. Más cercana a nuestra época, destaca la iglesia parroquial de San Miguel del siglo XVIII, que se ubicó sobre los restos de un templo mudéjar del XVI. Su mezcla de los estilos barroco y neoclásico se extiende al interior en varios retablos de interés.

jabugo estación tren LOCANDARES

La estación de Jabugo data de finales del siglo XIX cuando se inauguró la línea férrea Huelva-Zafra, que supuso un importante empujón en el desarrollo económico de la localidad. Con el tren se instalaron aquí fábricas e industrias cárnicas, aserraderos, centrales eléctricas, etc. Tras la Guerra Civil, se vivió un declive que ha dado la vuelta a partir de 1980 con el desarrollo del sector cárnico y la imagen de marca de los jamones de Jabugo.

CerdosDehesa

Aunque éste no es el único lugar donde se crían excelentes cerdos ibéricos, Jabugo ha sabido identificar su denominación como imagen de calidad. En el sector se producen no sólo jamones sino muchos más productos derivados del cerdo, desde lomo a morcones, pasando por morcillas o salchichones.  Cualquier paseo por uno de los senderos del Parque nos puede llevar a una dehesa, donde se admiran los poderosos cerdos negros que darán después esos buenos productos. Para el buen gastrónomo, la localidad será, por éso, una catedral donde paladear guisos y potajes con cualquiera de las excelentes chacinas que salen de los marranos.

edificio el tiro

En las cercanías del pueblo se suceden encantadoras aldeas casi abandonadas, con el encanto de los rincones tradicionales, como El Quejigo. También en los alrededores se suceden importantes bosques de ribera y casi sin salir de la localidad se levanta el edificio más singular de Jabugo. Es el llamado Tiro de Pichón, un ejemplo de la arquitectura regionalista de comienzos del siglo XX. Es obra del arquitecto Aníbal González  y consta de dos edificios que dominan todo el valle de la Rivera de Jabugo.

galaroza-fiesta-de-los-jarritos ABC

Volvemos por la N-435 hasta la N-433,y a la derecha se encuentra Galaroza,que se asienta en el valle del Múrtiga. Es una zona llena de manantiales y fuentes, como la de los Doce Caños, al pie del cerro de Santa Brígida. En honor a esa riqueza histórica se organiza una de las fiestas más originales de la Sierra. Es la fiesta de los Jaritos, en setiembre, junto esa monumental Fuente, con lanzamiento de agua entre todos los participantes y con cualquier recipiente. Conserva un casco urbano en el que destaca la iglesia parroquial de la Purísima Concepción, del siglo XVII, edificada seguramente sobre una mezquita. Se conservan bastantes ejemplos de la arquitectura popular de la Sierra de distintas épocas: barroca del siglo XVIII, neoclásica del XIX, y edificios con elementos modernistas, historicistas, regionalistas y eclécticos de principios del XX.

valdelarco

Seguimos por la N-433 y nos desviamos a la izquierda por la carretera HU-8117 y HU-8116 hasta Valdelarco, otro pueblo declarado conjunto histórico artístico. La iglesia parroquial del Salvador es de estilo neoclásico y fue construida en la segunda mitad del siglo XVIII sobre un templo anterior de 1724. Tiene planta de cruz latina con crucero, y ábside con capillas laterales. La torre es de planta cuadrada y chapitel octogonal. No perderse el reloj de sol en su fachada. Se conservan restos de un molino de harina y dos de aceite. Entre los espacios naturales se cuenta con la sierra de Navahermosa, con castaños y melojos.

imagen-de-los-marines-2

Volvemos a la N-433 hasta llegar a Los Marines, otro conjunto histórico que hunde sus raíces en la edad Media cuando fue repoblado por gallegos. Cuenta con la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, un templo de cruz latina y una sola nave, del siglo XVI, con una pila bautismal del siglo XVII. El Lavadero, que aún se conserva en la localidad, es el testimonio de la importancia del agua también en esta localidad. Desde Los Marines tomamos la HU-8122 siguiendo el curso del valle del Arroyo de Guijarra en dirección a Cortelazor. En las inmediaciones de esta localidad se puede disfrutar de hermosos parajes como el del Charco Malo, un salto de agua en una zona umbría, el área de descanso del Charco y bosques de ribera alrededor de los múltiples arroyos de este municipio. A la izquierda de esa carretera se accede a los Altos del Palancar, desde donde se divisan varios pueblos de la comarca como Jabugo, Cortegana o Fuenteheridos.

gruta maravillas

Volviendo a la carretera nacional, llegamos en breve a Aracena, la capital de la comarca. Es el centro administrativo, pero también comercial y de servicios de todo el Parque Natural.  El principal atractivo de la localidad es la Gruta de las Maravillas, una cavidad originada por la acción de las aguas sobre las rocas calizas del cerro del Castillo. Dentro se encuentran las habituales estalactitas y estalagmitas, coladas, cortinas listadas, etc. La visita se desarrolla, acompañados de la continua presencia del agua, a través de más de un kilómetro por el interior de la cueva, que se descubrió a finales del sigo XIX y se abrió al público en 1914. En la entrada, hay también abierto un Museo Geológico Minero con un millar de minerales, fósiles y rocas.

aracena 3 antonio alba

Sobre los restos de una fortificación andalusí, los portugueses levantaron un castillo que fue reconstruido por los castellanos. Tiene una torre del homenaje y un lienzo de muralla con torres cuadradas. Junto al castillo destaca la iglesia prioral de Nuestra Señora del Mayor Dolor, la patrona de la localidad. La iglesia mudéjar contiene además una esbelta torre con una decoración que imita la de la Giralda de Sevilla. Dicen que fue la Orden del Temple la que erigió el templo.

aracena 2 antonio alba

En la localidad se pueden ver también varias iglesias y ermitas de estilo mudéjar, pero lo que más destaca en el núcleo urbano es la inacabada parroquia de la Asunción. Es uno de los mejores ejemplos del renacimiento de Huelva y comenzó a construirse en el primer cuarto del siglo XVI y continuó hasta el siglo siguiente sin que se acabara . Tiene planta de salón, con tres naves y una cúpula de media naranja. 

aracena antonio alba

El arquitecto Aníbal González, el del Tiro de Pichón de Jabugo, dejó buenas muestras de su arte en la capital de la comarca. Desde el Lavadero al Ayuntamiento, en estilo regionalista, pasando por el Casino de Arias Montano, del mismo estilo con inspiración en el modernismo austriaco. Pero la huella de este arquitecto sevillano se puede seguir en la plaza de Abastos y en varios chalets, así como el edificio de recepción de la Gruta de las Maravillas. En la Gran Vía hay además un Museo del Jamón, con un punto de información micológica y un restaurante.

embalse aracena

Seguimos por la carretera nacional hasta Valdezufre,  pasada la localidad tomamos la HV-3102  a Puerto Moral. El municipio vive fundamentalmente volcado en el vecino embalse de Aracena. Fue inaugurado en 1979 para abastecer de agua a la ciudad de Sevilla. Se sitúa sobre el cauce de la Rivera de Huelva, con un perímetro de 135 kilómetros y una superficie de más de ochocientas hectáreas. En el embalse se puede practicar el baño, la pesca y la navegación a vela.

CALA SANTA MARIA MAGDALENA ANDALUCIA TURISMO DIGITAL

Seguimos por la misma carretera  y, al cabo de unos kilómetros, tomamos a la izquierda la HV-3126 en dirección a Cala. Antes de llegar a la población, nos encontramos con   las Minas de Teuler que, junto a La Sultana, constituyen los restos de la importante industria minera de esta localidad, que formó diversos barrios llenos de trabajadores llegados hasta este municipio, a acaballo entre Andalucía y Extremadura. Más adelante está Cala, cuyo origen se remonta a la época romana, cuando se fabricaban ladrillos ligeros y porosos para todo el Imperio. En la época árabe, se construyó una pequeña fortaleza en el cerro que domina la población que aún se puede visitar para admirar la zona. En la reconquista, en el siglo XIII, fue repoblada por gentes del reino de León  y de esa época es la iglesia de Santa María Magdalena con un inicial estilo gótico muy modificada en siglos posteriores.  De esa época es también la ermita de Nuestra Señora de Cala. 

Santa-Olalla-del-Cala-Casa-Rural-Sierra-de-Huelva

Por la A-434 y la N-630 nos acercamos a Santa Olalla de Cala, enclavada en la histórica y transitada Ruta de la Plata y que ha visto pasar muchas culturas. Su economía fue fluctuando y, además de la ganadería y la minería de la zona, también aquí florecieron industrias corcheras que enriquecieron a la localidad desde el siglo XIX. El castillo fortaleza de Santa Olalla es la imagen de la localidad. Tiene 132 metros de largo por 45 de ancho y consta de diez torres, con puertas de entrada con arcos de medio punto. La iglesia de la Asunción, del siglo XIV, fue sinagoga, en el siglo X, de la que se conservan dos columnas y un capitel; luego, mezquita, de la que se conservan arcos y bóvedas de estilo mudéjar. Subiendo al castillo y la iglesia, se encuentra el visitante con un crucero renacentista.

Zufre_José Luis Diaz Luna

A la salida de Cala hacia el Sur, tomamos la A-461  y pasamos por el embalse de Zufre, inaugurado en 1987, con una capacidad de casi mil hectáreas y un perimetro de cien hectáreas. Aquí también hay usos recreativos como el baño, la pesca y la vela.  Pasamos al lado de la población de Zufre, cuyo nombre proviene del árabe sufre (tributo) y aún conserva el entramado urbano islámico en lo alto de un cerro desde el que se divisa el valle de la Rivera de Huelva. El Paseo de los Alcaldes es el perfecto mirador para disfrutar de esa vista. Entre su patrimonio destaca el edificio municipal del siglo XVI; la Torre de la Harina, único resto de la fortaleza almohade del siglo XII; la Iglesia de la Purísima Concepción del XIV, pero con muchos retoques posteriores; cinco ermitas y una Plaza de Toros del siglo XIX.

la higuera sendero MIGUEL ANGEL MATO

Por esa carretera llegamos a la  N-433 y torcemos a la derecha. Llegaremos a Higuera de la Sierra,un esmerado, bello y bien conservado  conjunto urbano. De este pueblo son conocidos una histórica Cabalgata de Reyes que ya tiene cien años y un Festival Taurino, del que se extraen los fondos para la cabalgata, con la participación de importantes figuras del toreo en un coso del siglo XIX. También tienen fama las empanadas con productos del cerdo y, para los amantes de la naturaleza, los senderos que rodean esta localidad que invitan a pasear y perderse por las dehesas y bosques de los alrededores. Uno de los senderos que une la localidad con la vecina Zufre sube también a las Cuevas de Tobas, una oquedad en la montaña con la imagen de la virgen de Lourdes. No sólo la fe mueve a lo higuereños, porque la zona está llena de exhuberante vegetación y aguas frescas y cristalinas.

CALLE ALFOMBRA PIEDRA MARATHONIANO

Seguimos por la N-433 y en la entrada de Aracena, tomamos a la izquierda la A-470 hasta llegar a Linares de la Sierra, el pueblo más bajo de l Parque,  que se halla en el fondo de un profundo valle rodeado de bosques. Lo más peculiar de este bello municipio son los empedrados en la calle, delante de la entrada de las viviendas, llamados llanos. Son unas originales alfombras de piedra, que se repiten también, como en otros pueblos, en el zaguán o entrada interior de la vivienda. Varias fuentes se reparten por el pueblo, en especial el inmenso lavadero ubicado en la plaza de la Fuente. Más agua, con ríos, arroyos y cascadas, se ve en los senderos que parten de esta localidad y que la unen con Aracena o con el siguiente pueblo en nuestra ruta, Alájar. Quizá aquí se encuentren los más bellos senderos de una zona repleta de espléndidos caminos.

alajar miguel ángel mato

Al llegar a Alájar (por la A-470 o andando por el sendero), se comprueba que las calles de la población agrupan casas encaladas con tejados rojos y su buena conservación le valió la declaración de Conjunto Histórico en 1982. Aquí, como en el anterior pueblo, también destacan los llanos y la iglesia parroquial de San Marcos, del siglo XVI y cuya torre domina el conjunto urbano, lleno de callejuelas bien adaptadas a la orografía de la zona. Desde aquí se puede acceder a pequeñas aldeas pertenecientes a Alájar a través de bellísimos senderos entre bosques.

PEÑA ARIAS MONTANO Acusticalennon

 Alájar significa en árabe piedra. Y es que el municipio está unido a la peña que asoma sobre el caserío. Ahí hubo presencia de eremitas en los primeros siglos de nuestra Era y tras la reconquista se instaló allí la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles de la Peña. El humanista Benito Arias Montano la convirtió en el siglo XVII en una atalaya de recreo, que sirve de lugar privilegiado para admirar las poblaciones y sierras de los alrededores. Es una peña caliza que ha permitido la creación de una treintena de pequeñas cuevas, bautizadas con nombres como la sillita del Rey, junto a la ermita. Pero el símbolo de la peña es la portada con arcos renacentistas que, se supone, era la entrada al jardín ubicado en la cima de la Peña. De esta forma, el paisaje se convierte en el decorado de esa imaginaria puerta.

Fuenteheridos-Fuenteheridos02

Por la carretera HV-5214 llegaremos a Fuenteheridos,declarado Conjunto Histórico-Artístico. Es uno de los pueblos con más encanto de la Sierra por sus calles pavimentadas con piedra caliza y sus casas que conservan el tipismo de la zona, además de la riqueza del agua. Ejemplo de ello es la Fuente de los Doce Caños, que recoge el agua de los acuíferos de la zona, y que distribuye luego dos millones de litros de agua al día por las acequias de riego, que aquí se llaman lievas. Dicen que aquí nace el río Múrtiga. Una iglesia neoclásica del siglo XVIII, la del Espíritu Santo, es el monumento más destacado de la localidad. Dentro, la imagen barroca de la Virgen de la Fuente, patrona de la ciudad. También son dignas de echar un vistazo otras construcciones como  la Vieja Posada, que guarda la Cruz de Mármol del sigo XVIII, o el Jardín Villa Onuba..

220423-fuenteheridos-humilladero-de-la-veronica

La Verónica es otro de los lugares destacados de Fuenteheridos. Es uno de los pocos humilladeros que quedan en Andalucía y data del siglo XVIII. Es la cruz que se situaba en la entrada de los pueblos, que en otras zonas se llama padrón, crucero o cruceiro. Dentro, se puede contemplar la figura del Cristo de la Verónica. El monumento se ubica en el llamado camino real , que es también el camino al cementerio, aunque éso no evita que el lugar esté inmerso en un paraje de gran belleza natural, lleno de castaños, encinas y quejigos.

castaño del robledo miguel ángel mato

Por la HU-8114  llegamos a Castaño del Robledo, un pueblo en cuesta que tiene curiosos monumentos como un inmenso templo inacabado, comenzado en el siglo XVIII. Una fuente y una ermita del siglo XVIII completan el patrimonio de la pequeña localidad, así como las ruinas de una plaza de toros del siglo XIX. La iglesia parroquial de Santiago, muy reformada a lo largo del tiempo, contiene un órgano barroco y una curiosa estatuta de Lenin en el papel del moro que mataba Santiago Matamoros, construida después de la Guerra Civil y tras la entrada de las tropas franquistas en la localidad. Hoy está escondida en el coro. Naturalmente, como el nombre indica, el pueblo alberga bosques de castaños desde tiempo inmemorial.

minas-de-riotinto-3

Llegamos a la N-435, seguimos hacia el Sur y nos desviamos a la izquierda por la A-461 por El Campillo a Minas de Río Tinto. Esta localidad ha estado asociada siempre a la actividad minera, que se remonta al cuarto milenio antes de Cristo.  Con los tartesos comienza una época de esplendor en la minería, conocida en todo el Mediterráneo, y los romanos explotan las minas a gran escala. La decadencia viene después y se alarga durante siglos. A finales del siglo XVIII, se retoma la actividad que pasa a manos del Estado, que vende las minas en 1873 a un consorcio británico por casi cien millones de pesetas. Comienza aquí la historia de Riotinto Company, que abrió cortas de explotación, desarrolló la minería interior…. pero también reprimió las primeras protestas medioambientales de sus obreros por las emanaciones sulfurosas. Era en 1888 y la represión del Ejército, a llamadas de la compañía, provocó cien muertos.

minas-de-rio-tinto-016 ricardo martin

El tren de Riotinto a Huelva permitió que el mineral saliera por el puerto de la capital onubense. El desarrollo del pueblo atrajo a muchos obreros de España y Portugal. Mientras, los británicos vivían en su barrio victoriano, Bella Vista, ajenos a la realidad de Riotinto. Tras casi un siglo de presencia británica, en 1954 las minas pasan a manos estatales y son varias las empresas que desde entonces las han explotado. La decadencia llega después y siempre se baraja la posibilidad de volver a poner en marcha las minas.

Museo minero COSME MORILLO

Toda la Historia de esta actividad se puede visualizar en el Museo Minero. Enclavado en el antiguo hospital británico que atendía a los trabajadores de la Riotinto Company Limited, el museo hace un recorrido medioambiental, geológico e histórico de toda la región. Muestra innumerables piezas relacionadas con la minería y la metalurgia de todos los tiempos, así como otras piezas de arqueología industrial tan emblemáticas como el vagón del Maharajá, el vagón en vía estrecha más lujoso del mundo, construido para la reina Victoria de Inglaterra y traído a Riotinto con motivo de una visita del rey Alfonso XIII.

 
 13503787466264RiotintoFGGgd
 El Barrio de Bella Vista se construyó para albergar a los técnicos y directivos de la compañía inglesa, a finales del siglo XIX. En el barrio aún se conserva la iglesia presbiteriana o el edificio de dirección, de 1932, y las casas victorianas donde vivían esos directivos.  Se puede visitar una de ellas, la Casa 21, que se mantiene perfectamente conservada y ofrece la oportunidad de realizar un viaje en el tiempo hasta la época. Se descubre también la vida cotidiana, con el mobiliario original,  que llevó la colonia británica durante esos 84 años. La Casa como atracción turística se abrió en 2005 y posee tres plantas y dos jardines con una superficie de más de quinientos metros cuadrados. En la planta baja están el comedor, salón, vestíbulo y los jardines delantero y trasero; en la primer planta, están el baño, los dormitorios y el estudio y en la segunda planta se pueden ver las habitaciones del servicio doméstico, el trastero y el cuarto de juegos.
 original_riotinto-ferrocarril-minero-5
Los 300 kilómetros del ferrocarril minero fueron construidos por la Riotinto Company Limited en 1873 y el tren funcionó hasta 1984. Supuso el símbolo de la Revolución Industrial y el progreso de la comarca. La Fundación Riotinto ha recuperado 12 kilómetros de vía, dos locomotoras y vagones restaurados con los que se realizan viajes en los que se disfruta de paisajes impactantes como el antiguo polo industrial de la comarca y parajes naturales siempre acompañando el curso del Río Tinto.
 
corta atalaya ricardo martin
Una de las visitas más espectaculares es la de la Corta Atalaya, que en su día fue la explotación minera a cielo abierto más grande del mundo. Hoy está sin actividad  pero su visión es sencillamente apabullante. Es un cráter de mil doscientos metros de diámetro en su parte más ancha y más de trescientos metros de profundidad.  Cerca se ubica otra explotación minera del mismo estilo, que se llama Cerro Colorado.
img_1937 litutuc
  La Mina de Peña de Hierro se sitúa a diez kilómetros de la localidad de Minas de Riotinto. Desde época romana se extraían de aquí las piritas que , luego, daban lugar a muchos minerales, en especial cobre o azufre. Desde el Museo Minero se organizan visitas a esta mina con guías especializados que explican la actividad desarrollada, se adentran en una galería de doscientos metros de longitud y dan a conocer el lugar donde la NASA realiza sus investigaciones sobre Marte, que, se supone, debe tener las mismas condiciones que este suelo.  
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
También se llega al nacimiento del Río Tinto, cerca de la Peña de Hierro. En la antigüedad se le llamó al río Luxia y ya entonces era conocido por el color rojizo de sus aguas. La razón es bien sencilla: debido al proceso de meteorización de minerales, a través de su oxidación microbiológica. Los minerales contienen sulfuros obtenidos de los yacimientos de rocas de pirita que abundan en la zona. El agua del río es, por tanto, muy ácida, pero lo que más sigue llamando la atención son los colores realmente asombrosos del río. Entre los enormes cráteres, la tierra rojiza y el agua de miles de colores, a nadie le extraña que todo ésto se asemeje más a un paisaje lunar que a uno del planeta Tierra. 

LINARES 2 JAVIER NIETO

Fotografías de Visit Huelva, Turismo de la  Sierra de Aracena,  Junta de Andalucía, JABDULILA, Tamerlan7, pepe nogales, xabier g. capeáns, josé luis filpo, javier nieto, potoka, miguel ángel mato, j.casillas, SOGAL, jesús sánchez gonzález, ayuntamiento de aroche, canarina, LOCANDARES, antonio alba, ABC, Andalucía Turismo Digital, josé luis díaz luna, marathoniano, acusticalennon, ricardo martín, cosme morillo, FGGgd, litutuc, javier nieto


Anuncios

Una respuesta a “Sierra de Aracena: jamón, bosques, senderos y las minas de Riotinto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s