Nordeste portugués: Bragança, Miranda do Douro y los Arribes

2014-10-04 12.33.46

La casa de Bragança es la dinastía real portuguesa de los últimos cuatro siglos. En 1640 se restableció la independencia de Portugal (en el siglo XVII Portugal estaba unida a la España de la dinastía de los Austrias o Habsburgo). Los Bragança fueron los restauradores que devolvieron la independencia al reino que pasa por ser uno de los paises europeos más antiguos (sin cambios en sus fronteras).

IMG_9310

La dinastía que empezó con Dom Joâo IV duró hasta que los mismos potugueses decidieron prescindir de la monarquía en 1910. Desde entonces, los descendientes de la dinastía siguen esperando la imposible restauración monárquica en Portugal, como les ocurre a otras familias reales europeas, a la que está unida la Casa de Bragança en esa endogámica relación marital que la monarquía europea ha cosechado a lo largo del tiempo.

250px-Armas_duques_bragança

Además las armas de los Bragança forman parte de lo más característico del escudo portugués: en el aspa se encuentran los cinco escudetes con las quinas, que se repiten en el escudo de Portugal desde tiempos inmemoriales. Pues bien, esa dinatía que nació en el siglo XV proviene de una ciudad del nordeste del pais, cercana a la frontera española.

IMG_9312

Bragança es la octava ciudad de Portugal y ostenta la capitalidad de la subregión de Alta Tras-Os-Montes, integrada en la Región Norte.  Tiene un importante pasado, que se remonta a la dominación romana. Su actual nombre es del siglo XII cuando Sancho I la liberó del cerco de Alfonso IX de León. Es una ciudad con importante peso educativo (seis mil alumnos del Instituto Politécnico) y cultural con varios e interesantes Museos y muestras de arquitectura contemporánea interesantes como el Teatro Municipal. El centro es pequeño y muy abarcable, en el que destaca por encima de todo (casi literal) el castillo de la localidad.

IMG_9297

El recinto amurallado protege una colección de monumentos interesantísimos, en especial la llamada Domus, uno de los más espectaculares edificiosrománicos civiles de la Península Ibérica. La ciudadela alberga museos, restaurantes, bares y unas calles tranquilas y preciosas.

IMG_9320

Fuera de la ciudad, Bragança se asienta en las faldas de un inmenso parque natural que le rodea, el de Montesinho. Esa gran mata verde de la esquina nordeste portuguesa, fronteriza con España, ofrece al visitante zonas de avistamiento de aves y paseos agradables.

2014-10-04 15.28.22

Por él se pasa cuando se accede a Bragança desde la comarca de Sanabria, que está a escasos cincuenta quilómetros. Pequeños pueblos se visitan por las estrechas carreteras de la ruta desde España. Un ejemplo puede ser el pueblo fronterizo de Rio de Onor. El río precisamente divide esta hermosa y restaurada localidad de sus vecinos españoles, Riohonor de Castilla.

IMG_9100

Pero para fronterizo nada más conocido que Mirando do Douro, desde siempre el destino de muchos españoles (zamoranos fundamentalmente) que venían al otro lado del Douro / Duero para encontrar toallas, café y otros productos más baratos que en España. Los tiempos de la unión aduanera europea han acabado con este bazar al aire libre y, ahora, se han podido admirar las riquezas de este enclave defensivo como todos los puestos fronterizos.

2014-10-01 11.55.08

Y además, Miranda tiene la característica especial de poseer un idioma propio, el mirandés, que se enseña en las escuelas y que está presente en todos los rótulos de calles y monumentos. Es una mezcla de castellano y portugués, muy entendible para los españoles. Dicen que proviene del astur leonés, la lengua que se hablaba en el reino leonés hace diez siglos y que con la inclusión en Castilla se fue perdiendo en esas tierras; sólo Galicia siguió adelante con su lengua igual que Portugal, que se convirtió en un Estado y, por lo tanto, tuvo una vida propia política, cultural e idiomática….

IMG_9130

La frontera lo impregna todo, pero ahora en estos tiempos de supresión de visados y controles aduaneroas la colaboración es el futuro. Como prueba, los cruceros por los Arribes del Duero que se organizan desde Miranda para recorrer ese espacio natural impresionante, que en Portugal se llama Parque Natural do Douro Internacional. A lo largo de la orilla portuguesa del río, se suceden miradores desde los que se puede admirar los arribes, esta vez a pie o en coche.

IMG_9293

Cómo llegar:

2014-10-04 11.28.36

Entrando por el Norte, desde La Puebla de Sanabria, se coge la ZA-925 hasta Calabor, en la frontera portuguesa, donde se reemplaza la vía por la N-103-7 hasta Bragança. También se puede llegar a esta ciudad portuguesa desde La Puebla por una carretera local, la ZA-921 hasta Riohonor de Castillla, cuya orilla portuguesa es la localidad de Rio de Onor, a partir de la cual se toma la N-308 y se empalma con la N-218-3 para entrar en Bragança. Se pasa junto al aeropuerto, a donde llegan vuelos de Lisboa y Vila Real.  El mejor aeropuerto para acceder al Nordeste Portugués desde España es el de Oporto, a donde llegan vuelos de Barcelona, Madrid, Menorca, Gran Canaria, Palma y Valencia. También está cerca el aeropuerto de Salamanca, a donde llegan vuelos de Barcelona, Palma, Málaga, Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote. Desde la capital castellana se llega por la A-66 a Zamora y desde allí por la N-122 y la ZA-324 a Miranda do Douro. En tren, lo mejor es llegar a Zamora y tomar estas carreteras hasta cruzar el Duero / Douro y entrar en Portugal.

IMG_9111

Itinerario: 

Montezinho_7

Desde Puebla de Sanabria se puede llegar por Calabor, en una carretera con muchas curvas pero muy bellos paisajes en Portugal. Se atraviesa el Parque Natural de Montesinho, que ocupa unas siete mil quinientas hectáreas y alberga casi un centenar de aldeas en su interior. Cuenta con varias sierras, como la que da nombre al parque y que tiene la altura máxima del espacio, con casi mil quinientos metros.

IMG_9325

El lecho más bajo del parque, por el contrario, está en el rio Mente con poco más de cuatrocientos metros. Hay muchos más ríos en el Parque, nacidos en España y afluentes del Douro / Duero, como el Sabor, el Maças o el Baceiro. Dentro del parque habitan muchas especies animales como el venado, el corzo o el lobo ibérico. Los ornitólogos recomiendan efusivamente la visita del parque, porque aquí se pueden avistar muchas aves, desde halcones, alondras, golondrinas o estorninos, entre las especies más conocidas por los no instruidos en la ornitología.

2014-10-04 15.36.41

También se puede llegar desde España por una carretera local que pasa por Rihonor de Castilla, un  pueblo enclavado en la misma frontera, en las dos orillas del Rio de Onor, que es el nombre de la localidad en el lado portugués. A decir verdad, la orilla portuguesa es la más interesante porque la aldea se ha convertido en un enclave rural bellísimo, muy recuperada con las casas tradicionales, calle empedrada, lavadero, molino…

IMG_9313

En Bragança debemos ir al centro neurálgico de la ciudad, que se halla frente a la Antiga Sé, es decir la antigua catedral (la nueva es de 2001).  En principio, fue un convento de clarisas y después colegio de los Jesuitas y seminario. En su interior destaca el claustro y los techos abovedados, mientras en el exterior llama la atención sus ventanas del siglo XVII y la torre, que es de 1930. A su alrededor se abren calles comerciales, centros de arte contemporáneo, Museos o la Biblioteca Municipal. 

IMG_9316

Subiendo al castillo, nos encontramos con la Igreja da Misericordia, del siglo XVI, con un revestimento exterior de azulejos del siglo XIX, un retablo manierista del XVII y una imagen del Senhor dos Passos del siglo XVIII. También nos cruzamos con la Igreja de Sao Vicente, inicialmente románica pero con muchas modificaciones entre los siglos XVI y XVIII. Tiene un portal manierista, un retablo mayor barroco y una capilla renacentista.

2014-10-04 12.09.15

Otro lugar destacable es el Museo Abade de Façal, que abrió en 1915 en el requisado Palacio Episcopal como Museio Regional de Arte, Arqueología e Numismática y que fue dirigido muchos años por el padre Francisco Manuel Alves, abad de la aldea de Façal.Por debajo del castillo, se ubica también la Fundaçao Rei Henriques (la parte portuguesa, porque la española está en Zamora, véase https://losviajesdelmolanti.wordpress.com/2015/02/08/zamora-el-romanico-viriato-y-el-duero/)   

PELOURINHO BRAGANÇA

Al final de nuestra subida por las calles de Bragança iremos a dar a la Ciudadela. En su entrada se encuentra el pelourinho (picota o crucero). Es una columna cilíndrica rematada por un capitel románico y que se sustenta en una figura geomorfa que podría ser prehistórica.

IMG_9300

Dentro está el castillo, con su torre del homenaje. Este lugar se llamaba Benquerença y aquí se protegió la población ante los ataques en el siglo XII. En el siglo XV se construyó la imponente Torre del Homenaje que aún preside todo el recinto. Mide diecisiete metros de largo por treinta y cuatro de altura. Dentro de la torre, estaba el calabozo y la cisterna y por fuera, entre la piedra y el granito, se asoman bellas ventanas góticas. Aquí se puede visitar también el Museo Militar.

torre da princesa bragança. eduardo cerqueira

Al lado está la Torre de la Princesa, en el antiguo Palacio del Alcaide. La leyenda cuenta que una princesa se enamoró de un caballero pobe que fue a buscar fortuna y prometió volver para casarse. Pero el tío de la princesa, que era el señor del castillo, quería casarla. Se disfrazó de fantasma y se hizo pasar por el joven ausente diciéndole que si no se esposaba con el elegido por su tío su alma se condenaría. La joven le pidió que lo jurase por Cristo y en ese momento, en medio de la noche, un rayo de sol desenmascaró al tío. Desde entones, la torre tiene dos puertas, la de la traición y la del sol.

IMG_9292

La Domus Municipalia es un edificio del siglo XII que sirvió como cisterna de agua y como casa municipal, de lo que derivaría su nombre en latín. Es de planta rectangular y tiene una cisterna abovedada en el subterráneo. Es un edificio civil románico único en la península.

santa_maria_braganca

Junto a la Domus se encuentra la Iglesia de Santa María. Es del siglo XVI con portada barroca, adornada de columnas salomónicas. El interior, con techos pintados, destaca por su capilla mayor, el retablo de San Esteban y la imagen de Santa María Magdalena.

IMG_9306

Podemos dar una vuelta por el perímetro de las murallas de la ciudadela, que mide casi setecientos metros y dispone de quince cubos. Desde allí observaremos la pequeña ciudad que se cobija entre los muros, llena de casas con jardines y huertos en un espacio de tranquilidad sin parangón en toda la ciudad. 

Museos03_MuseuMascara

Entre las callejas de la ciudadela también se esconden Museos, como el Ibérico da Máscara e do Traje. Se inauguró en 2007 y tiene máscaras, trajes y objetos de la región de Tras-Os-Montes y de la provincia española de Zamora.

IMG_9311

El recinto de la ciudadela está lleno de pequeños hotelitos, restaurantes, bares y rincones encantadores. Hay que dedicar un buen tiempo a perderse por sus callejas y disfrutar del tiempo detenido en la historia. El bullicio de la ciudad, menor que el de las grandes ciudades, queda aquí aún más lejos…

2014-10-04 13.22.37

Bajando de la ciudadela, buscamos la orilla del río. El Fervenza, con pequeñas cascadas, circula junto a un agradable paseo peatonal y el Centro Ciência Viva en su orilla. Está en dos edificios. El primero, junto al rio, en una antigua central hidroeléctrica. Aquí se usan medios naturales de calentamiento del edificio y se explican aspectos de energía eléctrica, eólica, calidad de vida y reutilización de los residuos.

IMG_9319

Al lado, se encuentra la llamada Casa da Seda, un antiguo molino hidráulico usado para el tinte de la seda. En este segundo edificio del Centro Ciência Viva se habla de la memoria de la industria de la seda en la región.

albufeira do azibo

Por la A-4 se llega a Albufeira do Azibo. Este es un paisaje protegido que dispone de dos playas fluviales. La de Fraga da Pegada y la de Ribeira, que ha sido elegida como una de las siete maravillas playeras de Portugal.  En este parque de más de cinco mil hectáreas viven varias especies animales, desde el gato montés al jabalí, pasando por el corzo, las cigüeñas o las garzas. Hay senderos para adentrarse entre el bosque e intentar descubrir esas especies animales.

MIRANDELA

Más adelante está Mirandela, una localidad que destaca sobre todo por su puente medieval del siglo XV, sobre el rio Tua, reconstruido un siglo despuñes. Tiene más de trescientos metros de longitud y cuenta con una veintena de arcos.

mogadouro-castelo

Volvemos atrás y nos desviamos por la N-216 para pasar por Macedo de Cavaleiros, el municipio al que pertenece la Albufeira do Azibo, y llegamos a Mogadouro. Aquí quedan restos de su castillo templario, del siglo XIII, y cerca se halla el Palacio dos Pimenteis, del XVIII. En la aldea de Azinhoso se encuentra una pequeña iglesia gótica que dicen también fue templaria. En Mogadouro está el centro de interpretación del Parque Natural do Douro Internacional.

cascada da faia d'água alta. fernando peneiras

Por la N-221 en dirección a Miranda, nos podemos desviar para admirar la Cascada da Fai d’Agua Alta. Es una de las más altas de Portugal con sesenta metros de caida. También cerca se encuentra el miradouro do Puio, en la aldea de Picote, desde donde comenzaremos a conocer de cerca los Arribes del Duero.

IMG_9113

Así llegamoa a Miranda. El centro histórico aún conserva su forma de castillo defensivo en la frontera.Su máximo esplendor histórico se produjo en el siglo XVI cuando se elevó a categoría de ciudad por Dom Joâo III y el Papa le confiere la categoría de sede episcopal, la principal de Tras-Os-Montes.

IMG_9110

En el acceso al recinto nos podemos encontrar  a izquierda y derecha de la puerta de San Antonio restos de la muralla medieval. También se conservan los restos de la alcazaba del castillo del siglo XIII de Don Dinis, y que fue destruido por los españoles (Carlos III) en el siglo XVIII.

2014-10-01 11.48.16

La ciudad vivió durante mucho tiempo del comercio fronterizo, aprovechando el café y los tejidos baratos para los españoles. Se le llamaba la Andorra portuguesa. Con la desaparición de las fronteras, no resulta tan rentable ese comercio, convertido ahora en turismo.La calle mayor del centro histórico aún ofrece sus típicos productos.

2014-10-01 11.54.06

En el casco antiguo se pueden observar varias casas blasonadas alrededor de la Plaza Mayor, donde está el antiguo Ayuntamiento, hoy sede del Museio da Terra de Miranda y enfrente está el nuevo Ayuntamiento del XVIII. Varias iglesias y ermitas se encuentran en el pequeño casco antiguo mirandés. Casi todas iniciadas en el XV y reformadas a lo largo del XVIII. También subsisten los restos del Monasterio de los Trinitarios (os Frades Trinos), hoy Biblioteca Municipal.

IMG_9103

Miranda do Douro aún conserva otras tres puertas en su recinto amurallado. En una de esas puertas, en la rua Costanilha, se encuentra una torre edieval con dos torreones almenados de los siglos XIII y XVI, catalogados de monumento nacional. Por esa puerta se  accede a un pequeño paseo ajardinado alrededor de las murallas, por el que se pueden admirar otras puertas y gran parte de la muralla moderna, que se construyó en el siglo XVI para defender mejor la ciudad. En el recorrido veremos también una cruz prerrománica del siglo XII.

catedral max r

Una de las joyas históricas de Miranda es la . La catedral es del siglo XVI, cuando Miranda se desembarazó de la tutela del Obispado de Braga. Fue construida en un esplendoroso estilo renacentista.Detrás del edificio se encuentran las ruinas del Palacio Episcopal y cerca los de la muralla prerrománica.

IMG_9097

Dentro, el templo se organiza en tres naves y destaca un retablo mayor de Gregorio Fernández, del XVII, y la imagen muy venerada del Meninho Jesus do Cartolinho. Es una talla policromada de tan sólo cuarenta centímetros de altura. Luce en su urna muchos vestidos donados por los fieles. Tiene gran veneración, porque la leyenda dice que se le apareció a las tropas portuguesas en sus constantes guerras con los vecinos españoles.

IMG_9096

Debajo de la ciudad, el Douro se embalsa en la presa de Miranda, construida en 1960. Es un embalse fronterizo, por encima del cual pasa la carretera que lleva a Zanora. La presa mide doscientos metros de largo y ochenta de altura. Gracias a ese embalsamiento del río, éste es navegable. El Duero / Douro es el eje turístico transfronterizo. La región norte de Portugal y Zamora trabajan en proyectos turísticos comunes.

IMG_9144

Uno de los proyectos entre las dos naciones es el turismo en el Parque Natural de los Arribes del Duero / Parque Natural do Douro Internacional. El Parque engloba 122 kilómetros del recorrido del Duero y de su afluente, el rio Águeda. En el valle se encuentran las zonas graníticas que se llaman arribes y que llegan a medir hasta ochocientos metros de altura en la zona norte, en la que estamos, mientras en el sur, llegan a los setecientos.

IMG_9148

Un buque biológico desarrolla cruceros ambientales entre las dos orillas. Desde la llamada Estación Biológica Internacional de Miranda parten cruceros ambientales con una duración de una hora, aunque se pueden alquilar para trayectos más largos. En el trayecto habitual destacan muchos de los acantilados, pero por encima de todos llama la atención el denominado número 2.

240px-Pedra_Amarela_(Espanha)_vista_de_Miranda_do_Douro_(Portugal)

Y es que la erosión ha tallado en la pared ese número, o así parecemos verlo todos. Dice la tradición que la soltera que no lo distingue no se casa y la casada que tampoco lo ve es porque su marido le engaña. Está en la orilla española, la zamorana, pero sólo se puede ver desde el barco que zarpa de Miranda do Douro o desde cualquier mirador de la parte portuguesa.

castro do vale da águia

Al norte de Miranda, nos dirigimos en dirección a Ifanes y nos desviamos por Castro Vale da Águia. Aquí encontramos unos restos arqueológicos de la Edad del Hierro y cerca está un nuevo miradouro para ver el cortado que ha ejecutado el Douro a lo largo de los siglos.miradouro do castro de sao joao das arribas

Más al norte nos podemos desviar de nuevo para dirigirnos, a pie, a uno de los mejores miradores de la ruta. Es el miradouro de Sâo Joao das Arribas. Como se ve, en Portugal llaman arribas a estas costas graníticas levantadas a la orilla del cauce del rio. 

miradouro de paradela

El último desvio lo realizamos más al norte y es para ir a ver el miradouro de Paradela. Quizá aquí, con un poco de suerte, podamos distinguir alimoches, cigüeñas negras o águilas, que son las colonias de aves que anidan en el Parque Natural. Luego, debemos cruzar a España por Castro de Alcañices y desde allí se accede a la N-122, por la que se llega a Zamora.

2014-10-01 12.27.43

Fotografías de Carmen Urbina, José Antonio Mourenza, Fernando Peneiras, Visit Portugal, Douro Valley,Travel-in-Portugal, Max R

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s