Ruta por el Algarve (1): del Guadiana a Tavira, Olhâo y el Parque Natural de Ria Formosa

Algarve-@-Sebastian-Fuss

El Algarve es sinónimo de playas y calas sorprendentes. Así lo ven los británicos, alemanes, holandeses o escandinavos que llenan a rebosar sus pueblos costeros. También los españoles, vecinos pero distantes como tristemente ha sido nuestra relación de hermanos ibéricos. El medio millón de habitantes de esta región lusa “soporta” cada año a nueve millones de turistas nada más y nada menos.

susanagarciabonaire

Pero el Algarve es mucho más: pueblos con el encanto de sus casas blancas y sus azulejos, castillos medievales, un patrimonio que se remonta a la época musulmana (Algarve viene del árabe “el oeste” en referencia al occidente de Al Andalus), sierras con alturas inferiores a los mil metros donde perderse en una naturaleza atlántica pero tamizada por los aires cálidos del Sur, con un característico clima tropical sub húmedo. Sin olvidar tampoco una gastronomía típica con mariscos, pasteles o las famosas cataplanas.

nueve_imprescindibles_para_un_verano_inolvidable_en_el_algarve_6736_630x

Sus ciento cincuenta y cinco kilómetros de costa están repletos de cuevas y grutas abiertas en la roca caliza, componiendo con los hermosísimos paisajes que todos conocemos de las imágenes turísticas de la zona. Una costa que acaba en la frontera suroeste de Europa, el cabo de Sâo Vicente y una costa que es la continuación de nuestra Costa de la Luz onubense, pero el Guadiana marca una frontera no sólo idiomática sino cultural.

los_pueblos_mas_bonitos_del_sur_portugal__5249580_800x1200

Entrar en Portugal es respirar el aroma del mar, saborear a pasteis de nata, degustar unas sardinas o cualquier pescado a la brasa, ver sin parar azulejos, descender hacia calas escondidas entre rocas, andar por sus playas y sus calles empedradas…. El primer tramo de nuestro recorrido comienza en Vila Real de Santo António y finaliza en Tavira. Vila Real es la primera impresión del español que cruza el río frontera.

vila-real-de-sto-antnio

Y se encuentra una ciudad neoclásica, anclada en el tiempo, con su trama cuadriculada aún intacta como si acabara de construirse. Y la realidad es que fue obra del ilustrado Marqués de Pombal, en 1773, siguiendo las normas estrictas que aplicó veinte años antes tras el terremoto de Lisboa. Venir del bullicio andaluz de Ayamonte y entrar en la apacible calma lusitana es una experiencia inolvidable. El contraste entre el ruido español y la tranquilidad portuguesa es un clásico que todos los visitantes del otro lado del Guadiana experimentan en este pais…

Castelo_de_Castro_Marim_061

Tierra adentro hay lugares interesantes como Castro Marin, un pueblo dominado por dos castillos en otras tantas colinas, que comparte con Vila  Real una reserva natural y unas salinas históricas. También Alcoutim, otra localidad fronteriza y pesquera que desde sus murallas mira a la siempre amenazante España. Y es que en el imaginario colectivo portugués aún persiste la dominación española de un siglo, de la que tuvieron que librarse gracias a los libertadores del siglo XVII. Ya dice el refrán luso de Espanha nem bom vento nem bom casamento.

Mercado_de_Olhao

También en el interior encontramos un excepcional museo minero al aire libre, que recrea las extracciones mineras de la prehistoria. Es la Cova dos Mouros. Y ya en la costa de nuevo, se suceden playas hermosas como la de Monte Gordo, junto a Vila Real o el puerto pesquero de Olhâo, con su paseo marítimo y su histórico y original mercado de pescados. Pero la localidad más importante de este primer tramo de nuestro recorrido es, sin duda, Tavira.

Vistas-típicas-de-Tavira-Portugal-818x460

Tavira es una de las más hermosas localidades del sur de Portugal. Recostada en el rio Gilâo, su fachada fluvial es el ejemplo de un glorioso pasado colonial con sus bellas mansiones. Una historia que se refleja asimismo en las iglesias de la ciudad. Pero su cercanía al mar le confieren un plus para el visitante y es que en su franja costera se prolonga sinuosa la isla de Tavira, con unas excepcionales playas arenosas. Esa larga barrera de arena, una más de las que forman el Parque Natural de Ria Formosa,  se sucede durante kilómetros hasta alcanzar Faro. El Parque se extiende por treinta kilómetros desde cerca de la frontera española hasta la capital regional.

28b6bb46ac0ac57262f09470a0044f4b3d5b9c43042342f704b71e2c_big_size

Cómo llegar:

Praia-de-Santo-Antonio-Algarve

El aeropuerto de Faro recibe vuelos directos de Barcelona, Madrid y Palma de Mallorca. Por carretera, la mejor manera de llegar es acceder a Sevilla y, desde allí, tomar la autovía A-49 que cruza el Guadiana y se convierte en Portugal en la A-22, la vía que discurre por todo el Algarve, igual que la N-125, ésta pegada a la costa.

Itinerario: cidoniorinaldivilareal

Al cruzar la frontera por la A-49, torcemos a la izquierda por la N-122 en dirección a Vila Real de Santo António. Al llegar, nos toparemos con una pequeña localidad tranquila y sosegada. Sólo el paseo marítimo tiene cierto ajetreo, con restaurantes y tiendas destinadas a los turistas del otro lado del río.  Fuera de la fachada fluvial, el entramado de calles rectilíneas de Vila Real se agrupa en torno a la plaza del Marqués do Pombal. Allí se levanta el obelisco dedicado al rey José I, que actúa como reloj de sol sobre el empedrado de la plaza. Además de las tiendas para turistas, también hay tiempo para la cultura con el Museu Manuel Cabanas, con la obra de este pintor local y con una colección de etiquetas de la industria conservera local.

sapalcatromarin

Subiendo hacia el norte de nuevo por la N-122 en dirección a Castro Marim pasaremos por la Reserva Natural do Sapal de Castro Marim e Vila Real de Santo António. Fue la primera reserva natural del Portugal continental y surge de la marisma producida por las aguas del Guadiana en su tramo final en contacto con las mareas del Océano Atlántico. La zona de salinas de época prerromana ocupa buena parte de la reserva, que ofrece una serie de senderos para pasear por ella y admirar su riqueza de vegetación y, sobre todo, de aves. La mejor vista de la zona se ve desde el castillo de la localidad de Castro Marim.

Castro_Marim_Portugal_(2391886755)

Las salinas rodean este pueblo, que se distingue por poseer nada menos que dos castillos, ubicados en sendas colinas. Uno data del siglo XIV fundado por la Orden de los Caballeros de Cristo, llamada antes Caballeros del Temple. La construcción medieval se vio reforzada en el siglo XVII por otro recinto mucho más grande, que ahora alberga también las oficinas de la Reserva Natural. En la otra colina de la ciudad se levanta la fortaleza de Sâo Sebastiâo, construida en el siglo XVII dentro de la guerra contra España y de la necesidad de poseer fortificaciones defensivas en esta localidad fronteriza.

Alcoutim-Guardiana-River-800x591

Por la N-122 hacia el Norte se pasa por el embalse de Odeleite y unos kilómetros más al Norte parte la N-122/1 que nos acerca a Alcoutim. Otra ciudad fortaleza en la frontera fluvial con España. A un lado, Alcoutim con su castillo y al otro, Sanlúcar de Guadiana con su castillo español también vigilante. El castillo portugués es más antiguo, del siglo XVI, con restos del siglo XIV, de la dominación árabe y de la romana. Además se exhiben muestras de sus restos arqueológicos. Un  barco comunica ambas orillas y la mejor vista del pueblo y el entorno se obtiene después de subir las escalinatas que nos llevan a la ermita de Nossa Senhora da Conceiçâo. También aquí podemos refrescarnos en una playa fluvial (no en el Guadiana) en el lugar llamado Pego do Fundo, justo debajo de la ermita en la orilla del Cadavais, un pequeño río que desemboca en el Guadiana.

Mina-Mouros-300x224

Volvemos por la misma carretera hasta cruzar la N-122 y la IC27, cuando la vía por la que vamos se transforma en la N-124 por la que llegaremos a Martin Longo. Allí tomamos la M506, donde encontraremos a diez kilómetros un desvío que nos lleva al Parque Mineiro Cova dos Mouros. Se trata de una mina de cobre cuya antigüedad se remonta a la época prerromana y que fue redescubierta en el siglo XIX. Ahora se reproduce la vida en un poblado calcolítico del tercer milenio antes de Cristo y se puede pasear por el parque viendo restos de las edades de hierro y de bronce, de las épocas romanas y árabes y de explotaciones a cielo abierto.

monte-gordo-portugal

Para volver a la costa, podemos desandar el camino hasta la N-122 o bien tomar poco después de Vaqueiros la M505 que nos llevará a la IC27 y la N122. Por alguna de esas vías volvemos a Vila Real de Santo António. Y allí tomamos, a la derecha, la N-125 que nos acompañará por nuestro recorrido por la costa (junto a la autovía A-22 más al norte, para los trayectos más largos). Ahora seguimos por la costa y unos kilómetros más al oeste nos encontramos con el primero de muchos de los complejos hoteleros internacionales. Es Monte Gordo, repleto de discotecas, restaurantes y bares de todo tipo. Pero no es éso lo que andamos buscando, sino una playa interminable de arena dorada que hará las delicias de los amantes del baño y también del surf.
Cacela Velha, Ria Formosa, Algarve

Seguimos por la carretera costera hasta tomar el desvío para Cacela Velha. Es una pequeña aldea, alrededor de la fortaleza del siglo XVII, edificios del XVIII, restos romanos y árabes y de la antigua muralla medieval. Es el comienzo de la ría de Formosa y su parque natural, repleta de islas de arena. Justo enfrente de Cacela Velha está la playa en una lengua de arena que se extiende por varios kilómetros , separada de tierra firme por una lengua de agua fácilmente superable con la marea baja…

Puente-Romano-peatonal-de-Tavira-Portugal

Por la misma carretera de la costa llegaremos a Tavira, la primera de las grandes ciudades de interés de nuestra ruta por el Algarve. La localidad está asentada alrededor del rio Gilâo, que desemboca muy cerca en la frondosidad de las islas del parque natural de Ria Formosa. La ciudad es un encanto, que se admira sobre todo en los puentes que cruzan el rio, uno de ellos llamado romano aunque restaurado a lo largo de muchos siglos, y que constituyen su particular paseo, fluvial en este caso. A las orillas del Gilâo se asoman importantes edificios de la época de esplendor de Tavira, la colonial, con balcones de forja y decoración barroca. E incluso algunas más antiguas que sobrevivieron al terremoto de Lisboa en 1755, que se dejó sentir también en esta zona.

tavira. david mm

Las dos márgenes del Gilâo nos invitan a conocer este pueblo con buganvillas y jacarandás en las calles empedradas. De un lado, destaca el castillo, cuyo origen se remonta al siglo XII, en plena época islámica, aunque se han encontrado restos fenicios. El castillo fue modernizado y ampliado en el siglo XVII pero un siglo más tarde el famoso terremoto de Lisboa lo dañó y fue abandonado. Hoy quedan en pie las Murallas y la puerta de Don Manuel de estilo gótico. Desde lo alto del castillo, se divisa una espléndida panorámica de la ciudad con sus innumerables iglesias y sus tejados y las clásicas chimeneas decoradas del Algarve.

jardines-del-castillo

Junto al castillo, se extiende un encantador jardín, un remanso de paz en Tavira, y la iglesia de Santa María do Castelo, que incorpora el alminar de la mezquita árabe convertido en torre del reloj. Dentro, además del retablo mayor y los sempiternos azulejos portugueses, están las tumbas de los conquistadores de la Tavira musulmana en el siglo XIII.

palacio-da-galeria

Bajando hacia el río nos encontramos con el Palacio de la Galería, de origen barroco y considerado el mejor ejemplo de la arquitectura civil en Tavira. Alberga el museo de la ciudad y el centro de arte contemporáneo.   También subsisten en el subsuelo restos fenicios hallados en las sucesivas excavaciones. En nuestro descenso hacia el paseo del rio Gilâo, nos topamos con la iglesia de la Misericordia, dicen que el mejor ejemplo de arte renacentista del Algarve. 

Praca da Republica (2)

Llegamos así a la Praça da República, centro neurálgico de la ciudad. A su derecha sube hacia arriba la Rúa da Liberdade, nombre dado a la vía tras la Revolución del 25 de abril de 1974. Es una calle que atesora muchos edificios de estilo manuelino y gran cantidad de bares aprovechando que es peatonal en buena parte de su recorrido. En la Praça da República se abre un paseo arbolado junto al río que desemboca en el antiguo Mercado, que ahora es un pequeño Centro Comercial. Podemos cruzar el mal llamado puente romano hacia la otra parte de la ciudad, donde callejearemos entre iglesias y palacios.

 pego-do-inferno

Por la N-397 hacia el norte llegamos a Pego do Inferno. En esa zona del rio Asseca están escondidos tres saltos de agua, que sin ser muy altos, componen un rincón realmente curioso y muy adecuado para el baño y el disfrute de la familia. La cascada más famosa de las tres es la del Pego do Inferno, de poco más de tres metros de altura, pero con un estanque de mucha más profundidad a sus pies…

praia ilha de tavira

La isla de Tavira se encuentra en mar abierto, junto a la desembocadura del rio Gilâo. Con el ferry desde Tavira se puede acceder a esta larga isla que corre paralela a la costa y se enmarca dentro del Parque Natural de Ria Formosa. En esta larga lengua de arena podemos encontrar cuatro playas: la de Ilha de Tavira, la de Santa Luzia, la de O Homem Nu y la de Barril, sin dudarlo la más hermosa y la más apetecible para acudir allí a bañarse.

cemetery-of-anchors ilha tavira

La playa de Barril tiene tranquilidad, aguas azules y arena blanca, posee la bandera azul desde hace muchos años y se accede a ella de forma maravillosa: con un pequeño trencito que se toma en Santa Luzia, justo junto al complejo turistico de Pedras d’El Rei. Se cruza un puente que une tierra firme con la isla y allí se sube uno al tren que nos deja en la playa. Hace muchos años el tren servía a la industria del atún y ahora sirve para acercar a los turistas hasta la playa. En la orilla nos reciben dunas y un curioso cementerio de anclas. La zona no dispone más que de un par de bares, con lo que no se sufre de aglomeraciones ni ruidos…

676

La isla de Tavira , como decimos, se enmarca en el Parque Natural de Ria Formosa. Un espacio de conservación que continúa a lo largo de la costa hasta Faro. Y tanto en la capital regional como en Tavira o en Olhâo se pueden realizar múltiples actividades en torno a Ria Formosa, desde paseos en barco a sendas a pie, pasando por la observación de aves, ya que desde todas estas localidades salen barcos que recorren las ilas del Parque. En la desembocadura del rio Gilâo y en el Parque Natural se suceden las salinas. Tavira es una gran productora de sal de mar de altísima calidad y pone mayor énfasis en la “flor de sal” que se exporta a todo el mundo y se puede obtener en el Mercado da Ribeira. Para conocer mejor el Parque, lo ideal es acercarse al centro de interpretación en Quinta do Marin, un kilómetro antes de llegar a Olhâo, en un desvío señalizado en la N-125

olhao_rooftops

La isla de Tavira tiene su continuación en las islas de Fuseta, Armona y Barreta, otras lenguas de arena que protegen del mar al puerto pesquero de Olhâo, igual que pasa con Tavira. En todos los casos está aconsejado acceder a sus espléndidas playas. Por la carretera de la costa llegamos a la localidad de Olhâo, que a pesar de estar a unos kilómetros del mar abierto, es uno de los puertos más importantes del Algarve. Y prueba de esa importancia está el mercado de pescado, de ladrillo y con torres en las esquinas. Las calles empedradas del centro son una tentación irresistible para perderse por ese laberinto y admirar los balcones con flores y las casas blancas tan características del Algarve.

Olhao_Portugal_aerial_view

Fotografías: Turismo de Potugal, Visit Portugal, Sebastian Fuss, Susana García Boraita, Traveler, Bert Kaufmann, David MM, TripAdvisor,

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s